sábado, 22 junio 2024

La Fiscalía mantiene la pena solicitada para el padre Chus a la conclusión del juicio

El juicio contra el que fuera sacerdote, Jesús María Menéndez, más conocido como padre Chus por corrupción de menores ha quedado visto este jueves para sentencia, sin que la Fiscalía de Área de Gijón haya modificado su petición de condena, de diez años de prisión por supuestamente facilitar hachís a menores en su piso de Gijón y de proponerles sexo a cambio de dinero o droga.

Así lo ha hecho durante la segunda sesión del juicio oral celebrada a puerta cerrada en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón, en la que también se juzgaban a otras dos personas, acusadas de haber facilitado a los menores las sustancias estupefacientes, según la información remitida por la Fiscalía.

En este caso, el Ministerio Fiscal ha retirado la acusación para uno de ellos, al considerar que durante el acto del juicio oral no quedó acreditada su participación en los hechos.

En cuanto al otro procesado, este había llegado a un acuerdo de conformidad previo con la Fiscalía por el que reconoció los hechos de los que le acusaba y había aceptado una condena de dos años de prisión –la mitad de la solicitada– y el pago de una multa de 50 euros.

En este sentido, se tuvo en cuenta que el acusado mostró su colaboración en su declaración y se le aplicó la atenuante de drogadicción.