martes, 28 mayo 2024

Un guardia civil que avisó de una base de datos no reglada denuncia a Marlaska por su traslado

Un guardia civil, Cosme Brito, interpuso en marzo de 2023 una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) por la utilización, al menos en Las Palmas de Gran Canaria, de una base de datos llamada Hegeno y no regulada por el Ministerio del Interior de Marlaska. La denuncia provocó un expediente disciplinario y a consecuencia del mismo, aunque fue posteriormente archivado, Brito fue trasladado a la provincia de Burgos desde Canarias.

Además, tras su denuncia, la base de datos fue precintada por la propia Benemérita, aunque de momento la AEPD no se ha pronunciado sobre la denuncia original. Ahora ha denunciado su traslado y por tanto la decisión del ministro Grande-Marlaska.

La Unidad de Asuntos Internos (UAI) de la Guardia Civil comenzó a investigar el asunto en marzo de 2023, tras la denuncia de este guardia destinado en la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas de Gran Canaria. La denuncia señalaba al jefe de la demarcación, el teniente coronel jefe de operaciones de la misma comandancia y contra un teniente, jefe del Centro Operativo de Servicios (COS) de la misma comandancia.

la creación y explotación de una base de datos en la Comandancia (…), no autorizada por el Ministerio del Interior

La denuncia, enviada el mismo 24 de marzo, por los tres conductos oficiales posibles, al jefe inmediato del agente, a la Dirección General de la Guardia Civil (DGGC) en Madrid y a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), hacía referencia a «la creación y explotación de una base de datos en la Comandancia (…), no autorizada por el Ministerio del Interior».

FICHERO INTPOL

En la Guardia Civil, como en otros Cuerpos de la Seguridad del Estado, los antecedentes policiales, detenciones, identificaciones, etc… se recogen en el fichero de Interés Policial (INTPOL) cuyo uso está regulado perfectamente mediante una orden del Ministerio del Interior del 4 de mayo de 2011. El responsable máximo de ese fichero es el jefe de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la DGGC. Cuando cualquier agente de la Benemérita en España quiere consultar ese fichero, debe acceder a una herramienta informática propia llamada Sistema Integrado de Gestión Operativa (SIGO) con sus propios datos.

«LA BASE DE DATOS NO CONSTABA EN EL INVENTARIO DE ACTIVIDADES DE TRATAMIENTO DE DATOS»

Pero según esa misma denuncia la existencia de esa base de datos conocida como Herramienta de Gestión de Novedades (Hegeno), no constaba «en el inventario de actividades de tratamiento de datos de carácter personal» de la Guardia Civil. Según la denuncia, «por tanto, la base de datos utilizada en el COS de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas y denominada Hegeno viene a ser una base de datos ilícita, no declarada y no autorizada por el Ministerio del Interior y con la que se viene a generar un tratamiento de la información personal de manera clandestina y de espaldas a la AEPD (…)».

Tras aquel escándalo y la posterior investigación, el guardia Cosme Brito, fue destinado a Burgos, pero denunció su traslado y la causa ha recaído en la Sala de lo Contencioso-Administrativo, sección Sexta, del Tribunal Superior de Justicia (TSJ). Antes de su traslado Brito tuvo que enfrentarse a una falta muy grave promovida por su coronel, que dio lugar a su cese en Canarias y traslado a Burgos y a otros seis expedientes disciplinarios. Todos han quedado archivados, pero el guardia, de origen canario, continúa prestando servicio en la provincia de Burgos.

Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior, hace oídos sordos ante las reivindicaciones de los agentes de la Policía Nacional
Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior, hace oídos sordos ante las reivindicaciones de los agentes de la Policía Nacional

Según el expediente disciplinario que se le promovió era el guardia quien acosaba al coronel de la Comandancia, una situación cuando menos inédita en un cuerpo con ordenanzas militares. Ese acoso se apoyó en la existencia de numerosos escritos enviados por el guardia a su coronel, que le propuso para una falta muy grave. La apertura de ese expediente supuso el cese en Las Palmas por «falta de confianza», mientras se encontraba en fase de instrucción. Esos ceses siempre están firmados por el ministro del Interior, que a nivel laboral es el jefe último de los guardias civiles españoles. Este es el cese y traslado que ahora ha recurrido Brito y cuya resolución continúa esperando, pero en Burgos.

QUÉ ERA HEGENO

La denuncia recogía que esta base de datos Hegeno fue creada por «agentes del COS de la Comandancia de Las Palmas en el año 2020 y bajo las órdenes de sus mandos». Por eso, la denuncia se dirigía personalmente al anterior jefe del COS de Las Palmas, al teniente coronel y al coronel jefe de la Comandancia, ya que «esta base de datos clandestina entró en vigor el 31 de marzo de 2020». El actual coronel jefe de la comandancia de Las Palmas no es el que estaba denunciado, ya que el anterior fue trasladado.

¿Qué datos se recogían en esta base? Por ejemplo, todos los hechos relativos a violencia de género, víctimas y autores generados por el sistema VioGén, «tales como la existencia de denuncias previas, resultado de la valoración policial de riesgo, si la víctima aporta o no parte de lesiones (…)», según el escrito.

La denuncia también advertía que esta base recogería «todas las personas detenidas o investigadas por cualquier delito contemplado en el Código Penal, se viene a mecanizar de forma completa los datos relativos a nombre y apellidos, así como el número de documento de identidad (…). Las personas detenidas o investigadas, el número de delitos cometidos, así como el número de detenciones realizadas por parte de agentes de la Guardia Civil».