miércoles, 29 mayo 2024

Álvarez (UGT) pide al Gobierno que pague por las obligaciones que ha dado la Ley de igualdad y LGTBI

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha abordado este viernes la situación de los planes de igualdad en las empresas o la necesidad de establecer planes en relación con el colectivo LGTBI algo que, a su juicio, «requieren un esfuerzo».

«Estamos pidiendo una cosa muy sencilla. Cuando un Gobierno hace una ley y da obligaciones, es evidente que las tiene que pagar. No me parece muy normal que se diga usted tiene que hacer esto y esto y no se diga quién va a correr con el coste que eso tiene», ha sentenciado Álvarez en la rueda de prensa de presentación de la campaña del 1 de mayo.

En este contexto, ha recordado que las organizaciones sindicales dejaron claro que el Gobierno «tenía que poner medios, tiene que poner recursos» para que puedan acudir a las obligaciones legales que prevén los planes de igualdad.

«Eso es un volumen de trabajo muy importante. Tampoco es cierto que haya colapso, no hay colapso, pero en todo caso hay una cuestión para nosotros fundamental, que nosotros no vamos a poner nuestro sello en los planes porque a alguien le apetezca que los pongamos, los pondremos en función de la evaluación que hagamos del plan y de la seguridad de que efectivamente cumple los parámetros necesarios para erradicar la desigualdad que se produce en los planes», ha manifestado.

MENTIRA MASIVA

El líder de UGT ha advertido de la «mentira masiva que se dice una y otra vez de que las organizaciones sindicales están financiadas por el Estado».

«No es verdad, ni lo es en las comunidades autónomas, ni lo es en el ámbito estatal. Las subvenciones son claras, son conocidas, las tienen por cierto todos los sindicatos, los que participan en los planes y los que no participan en los planes», ha afirmado.

«Si queremos poder concurrir con suficientes medios para poder garantizar que esas obligaciones legales las hacemos plenamente satisfactorios para los trabajadores, pues hay que poner medios económicos», ha puntualizado Álvarez.

Para el secretario general de UGT, «fortalecer» a las organizaciones sindicales con estos recursos «es dar más derechos a los trabajadores».