martes, 28 mayo 2024

Tarta de queso, nueces y miel: el secreto de la abuela para estar lista en menos de 1 hora

La tarta de queso es un postre clásico en la cultura española. En esta receta, combinaremos el queso con el sabor de las nueces, todo ello con un toque de miel. Lo mejor de todo es que esta deliciosa tarta estará lista en menos de 1 hora, partiendo de los sencillos pasos que te mostraremos a continuación.

tarta de queso Moncloa

Los ingredientes

200 gramos de galletas tipo digestive

100 gramos de mantequilla derretida

500 gramos de queso crema

3 huevos

150 gramos de azúcar

200 gramos de nueces picadas

3 cucharadas de miel

1 cucharadita de esencia de vainilla

Miel adicional para decorar

El paso a paso

La preparación de la base de galleta

  • Para empezar, precalienta el horno a 180°C.
  • Tritura las galletas tipo digestive hasta obtener migas finas.
  • Ahora, mezcla las migas de galleta con la mantequilla derretida hasta que se integren por completo.
  • Luego, hornea la base de galleta durante 10 minutos y luego retírala del horno para dejarla enfriar mientras preparas el relleno.

La preparación del relleno de queso

  • En un bol grande, bate el queso crema con el azúcar hasta obtener una mezcla suave y homogénea.
  • Te recomendamos, agregar los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición.
  • Es ideal, incorporar la esencia de vainilla y la miel a la mezcla de queso, y continúa batiendo hasta que todos los ingredientes estén bien combinados.
  • Agrega las nueces picadas a la mezcla y remueve suavemente con una espátula hasta que estén distribuidas de manera uniforme.
Tarta de queso ricotta: receta paso a paso de una delicia sin límites

El montaje y el horneado

  • Luego, vierte la mezcla de queso sobre la base de galleta ya horneada y nivelala con la parte posterior de una cuchara.
  • Golpea ligeramente el molde contra la encimera para eliminar posibles burbujas de aire atrapadas en la mezcla.
  • Ahora, hornea la tarta en el horno precalentado a 180°C durante 35-40 minutos, o hasta que los bordes estén ligeramente dorados y el centro esté casi firme al tacto.
  • Una vez que la tarta haya alcanzado la temperatura ambiente, refrigérala durante al menos 2 horas, o hasta que esté completamente fría y firme.
  • Es ideal, antes de servir, decorar la tarta con un delicado hilillo de miel por encima y algunas nueces enteras para darle un toque final.
tarta de queso al horno con base de galletas sin lactosa foto principal Moncloa

Así concluimos

Para concluir, podemos asegurarte que sorprenderás de gran forma a tus invitados con este exquisito postre que combina lo mejor de los sabores dulces y salados en cada bocado.