La Junta Electoral archiva el expediente sancionador por los SMS de la Xunta a sanitarios a dos días de elecciones

La Junta Electoral de Galicia ha archivado el procedimiento sancionador abierto a la Consellería de Sanidade por haber enviado a dos días de las elecciones autonómicas del pasado 18 de febrero mensajes a los móviles de trabajadores del Servizo Galego de Saúde (Sergas) para informarles de subidas salariales.

Así figura en la resolución del 29 de abril de 2024 de la Junta Electoral, que recoge Europa Press, una decisión que ha tenido como instructor a Antonio Martínez Quintanar, vocal de la Junta Electoral de Galicia.

Aunque en un acuerdo anterior de esta Junta Electoral, de 21 de febrero de 2024, se valoraba que los mensajes enviados por Sanidade «tenían una connotación electoralista» porque «resulta objetivamente innecesario e inoportuno transmitirlas de modo individual en el curso de un proceso electoral», ahora el mismo órgano asegura que «se aprecia una connotación electoralista que justificó» la apertura de expediente sancionador, pero «no concurren los presupuestos subjetivos necesarios para poder imponer una sanción».

Así, la Junta Electoral afirma que la decisión de enviar esos SMS «no quedan individualizados en la específica conducta de una concreta autoridad o funcionario», de modo que «no queda justificada en el expediente la existencia de una decisión específica, de una concreta autoridad o funcionario ordenando el envío de los SMS con una finalidad de interferir en el proceso electoral».

Argumenta el instructor que «el expediente sancionador no se siguió contra ninguna concreta autoridad o funcionario, sino contra la Consellería de Sanidade, que, como tal, no puede ser considerado sujeto responsable de la infracción a los efectos de recibir la imposición de una sanción».

Y defiende que «estas consideraciones no implican contradicción con lo resuelto anteriormente por la Junta Electoral de Galicia», ya que «declarada la existencia de infracción y abierto el expediente sancionador, no necesariamente y de forma automática procede terminar este con una resolución sancionadora», según refleja, al «no dirigirse el expediente contra una concreta autoridad o funcionario como responsable de la infracción».

En el nuevo Gobierno gallego salido de esas elecciones ya no figura el que era conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, en el momento de esos SMS. Igualmente, se ha relevado a la cúpula del Sergas con un nuevo conselleiro al frente de este departamento, Antonio Gómez Caamaño.

ARGUMENTACIÓN

La Junta Electoral también justifica su decisión en que se trata de «un canal de comunicación habitual del Sergas con su personal» en relación con «una novedad de conceptos retributivos incorporada a la nómina del mes de febrero, que se realiza precisamente en el momento en el que se cierra la nómina, momento que determina que el personal, con independencia de los SMS denunciados, tendría acceso al contenido de esa nómina, que ya reflejaba los conceptos retributivos a los que se referían los SMS».

A esto agrega que el envío de SMS por el Sergas a sus trabajadores «forma parte de la dinámica habitual de relación de este organismo con su personal, según se deduce de los alegatos formulados por la Consellería de Sanidade». «Por lo tanto, no se trata de una campaña específica que se organizara por la concurrencia del periodo electoral, sino de un medio habitualmente utilizado», sostiene la Junta Electoral.

Además, indica que «no se trata de una campaña de logros dirigida a la ciudadanía con carácter general, sino de mensajes individualizados al personal del Sergas».

POLÉMICOS SMS

El pasado 16 de febrero, a 12 horas de que finalizase la campaña electoral, miles de trabajadores del Sergas –incluidos los sanitarios en formación especializada– recibían SMS en sus dispositivos móviles que les avisaban de que en la nómina del mes de febrero ya se les abonaría el complemento de carrera profesional, así como el aumento del precio de las guardias y la aplicación del complemento de turnos, entre otros.

Tras estos mensajes, BNG, Vox y Sumar pusieron sendas denuncias por entender que este envío a menos de 48 horas de que abriesen las urnas suponía una «campaña de logros» prohibida expresamente por la legislación electoral.

Por su parte, la asesoría jurídica de la Xunta justificó que «el cierre de la nómina» se había realizado el día anterior, 15 de febrero, y que lo «habitual» es que el Sergas comunique al personal la fecha efectiva de estas mejoras mediante SMS.

Sanidade insistía en que el envío de estos mensajes al personal «no es una novedad y se utiliza habitualmente por el Sergas como medio de difundir información o novedades». En 2023, se remitieron «cerca de 200 comunicaciones diferentes mediante SMS», recalcaba, para rechazar que hubiese una infracción electoral.

Con respecto a la carrera profesional, la Xunta argumentaba que estos abonos derivaban de una convocatoria anual publicada en el Diario Oficial de Galicia (DOG) del mes de agosto y que las solicitudes fueron presentadas hasta el 30 de septiembre. De hecho, el 26 de enero de este año, la administración informó de que ya estaban evaluadas las carreras de la «inmensa mayoría» de los solicitantes.

En lo tocante a las otras mejoras retributivas, se pactaron con los sindicatos el 20 de abril de 2023 y se aplicaron en dos tandas: una primera desde el 1 de julio y otra desde el 1 de enero de 2024, aunque no serían de aplicación hasta la nómina de febrero.