lunes, 17 junio 2024

El PP de Madrid dará la batalla contra la barrera del PSOE a los centros de datos

El PP de Madrid dará la batalla contra el PSOE y su cordón contra los centros de datos en la Comunidad Autónoma. Tanto el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso como los ‘populares’ están trabajando en una estrategia para eliminar las barreras impuestas por los Ministerios de Transición Ecológica y Transformación Digital, en manos de Teresa Ribera y José Luis Escrivá, respectivamente.

Los ‘populares’ trabajan codo con codo con la Consejería de Administración Local y Digitalización para diseñar esta estrategia, que no solo dará la batalla a nivel de Gobierno autonómico, sino también a nivel de partido, mostrando de nuevo una sintonía para aplacar el movimiento del PSOE, que pone en riesgo una inversión de más de 16.000 millones de euros en los próximos cinco años.

Madrid es el epicentro de España para instalar centros de datos. La Comunidad copa el 80% de estas instalaciones, ultraintensivas en electricidad y agua, pero necesarias ante la gran cantidad de datos almacenados, así como conexiones a Internet. Su auge comenzó en 2015, pero no fue hasta la llegada de la pandemia cuando se registró un crecimiento exponencial.

AYUSO Y EL OBJETIVO DE DENUNCIAR LA DISCRIMINACIÓN DEL PSOE

La estrategia conjunta entre ambas partes se centra en poner en valor a Madrid como la capital de los centros de datos en España, como también la necesidad de desarrollar la red eléctrica para poder albergar este negocio al alza. Al mismo tiempo, también tiene como objetivo denunciar la estrategia discriminatoria del PSOE respecto a Madrid.

La Comunidad de Madrid dará la batalla en todos los foros, así como en algunas de las intervenciones de la Asamblea de Madrid y actos de partido. Y es que, la Comunidad se juega y mucho con la nueva ley de Escrivá, que cambia los criterios a mitad de partido a la hora de repartir más del 70% de los fondos europeos destinados a esta actividad económica.

España retrocede con Pedro Sánchez al quinto peor resultado de esta serie

En concreto, ayudas por valor de 1.500 millones de euros. Los proyectos en Madrid se quedarían fuera por las nuevas normativas, de ahí la necesidad de poner el foco y denunciar las trabas del Gobierno de Pedro Sánchez a esta actividad únicamente donde precisamente se es líder.

MADRID SUFRIRÍA LA PÉRDIDA DE INVERSIÓN

La estrategia del PSOE pasará ahora por potenciar a Aragón, Extremadura y Castilla-La Mancha, donde se ha registrado una fuerte implantación de energía renovable y donde el agua no escasea, como sí ha ocurrido en Cataluña y Andalucía.

Feijóo, sobre el caso contra el novio de Ayuso: «Esto a un hombre no se le hace» | Foto: Europa Press
Ayuso dará la batalla económica por los centros de datos de Madrid

La ofensiva del PP tiene también como contexto poner de manifiesto el liderazgo económico de Madrid dentro de España, que registra su peor dato de libertad económica de la OCDE desde hace 36 décadas. De esta forma, España retrocede con Pedro Sánchez al quinto peor resultado de esta serie.

La economía con Pedro Sánchez no va como un «cohete» por más que se repita el término en campañas, mítines y foros económicos. La baja puntuación, de apenas 63,3 puntos, deja a la nación en la posición de 31 de 38, según los cálculos del Instituto de Estudios Económicos, que adapta las cifras de la Fundación Heritage.

ESPAÑA CAE EN LIBERTAD ECONÓMICA

El informe, presentado por el presidente de la entidad, Íñigo Fernández de Mesa, y su director general, Gregorio Izquierdo, sitúa a España en los «últimos puestos dentro de la OCDE». El principal problema detectado es el elevado nivel de tributos. Desde el PSOE insisten en compararse con el resto de Europa en materia fiscal, pero evita centrarse en los ingresos, la productividad y la riqueza económica creada.

Además, España comparte la misma puntuación que Italia, EE UU o Japón en cuanto a la deuda y el déficit se refiere. El grupo que ha realizado el estudio, cercano a la CEOE, muestra una economía «claramente alejada de la mayor parte de los países desarrollados», por más que el Gobierno de Pedro Sánchez insista en lo contrario, mientras pone al Madrid de Ayuso en la diana de todas las críticas.

La economía española se mantiene estancada en este índice de deuda ante la falta de acción para recuperar la competitividad. De hecho, la pasada semana era el principal foco del Cercle d’Economia durante sus jornadas. Todo ello, por el «creciente intervencionismo».

Los lastres de la libertad económica, según este ‘Think Tank’ de los empresarios españoles, son los elevados impuestos, el bloqueo para acceder al mercado y la inestabilidad monetaria, con unos tipos de interés que bajarán cuando el ahorro esté bajo mínimos. De esta forma, el Ejecutivo de Pedro Sánchez opta por coartar la libertad económica, seña de identidad de Madrid, y los resultados no se han hecho esperar. Más crecimiento en la economía más rezagada de la UE, con la mayor tasa de paro y una de las peores en deuda, casi duplicando el objetivo del plan de estabilidad de la UE, que exige un 60% frente al 109% de deuda sobre PIB.

Por ello, el IEE pide retomar la senda de la moderación fiscal, con el fin de incrementar la productividad y el crecimiento. Además, la libertad económica decae en España por los «derechos de propiedad, flexibilidad laboral, estabilidad monetaria, apertura comercial, facilidad inversora y solvencia financiera».

En este sentido, la caída de la libertad económica en España es el doble respecto a la media de la OCDE. España cierra así en las últimas posiciones del ránking encabezado por Suiza, Irlanda y Luxemburgo. Habría que irse a Nueva Zelanda para la cuarta posición y Estonia en la quinta.