POSE extremeño considera los Distintivos a Municipios Taurinos como un claro ejemplo de apropiación de la tauromaquia

La entrega de los Distintivos a los Municipios Taurinos de Extremadura, prevista para el sábado 8 de junio, ha generado una polémica que ha llegado a los tribunales. El Partido Socialista de Extremadura ha denunciado ante la Junta Electoral a la Consejería de Gestión Forestal y Mundo Rural por considerar que la entrega de estos premios, en el día de reflexión previo a las elecciones, vulnera la Ley Orgánica del Régimen Electoral General.

La Junta Electoral, tras la denuncia, ha suspendido de forma cautelar la entrega de los distintivos, generando una respuesta por parte de la Diputación de Badajoz y el Partido Socialista de Extremadura. Miguel Ángel Gallardo, presidente de la Diputación de Badajoz y secretario general del PSOE de Extremadura, ha expresado su postura en relación a este controversial evento.

La Tauromaquia como Herramienta Política?

Gallardo considera que la entrega de los Distintivos a los Municipios Taurinos es un claro ejemplo de cómo se puede utilizar la tauromaquia como herramienta política en un proceso electoral. Afirma que el gobierno regional, en su intento por generar controversia y beneficiarse electoralmente, ha instrumentalizado la tradición taurina para lograr un impacto mediático.

Para Gallardo, la entrega de premios «exprés» en un contexto electoral pone de manifiesto la debilidad del gobierno regional, ya que, si tuvieran una posición firme, no recurrirían a esta estrategia de último momento. Además, enfatiza que la Diputación de Badajoz y el PSOE de Extremadura son defensores del sector taurino, y llevan 27 años apoyándolo con acciones concretas. Para Gallardo, el verdadero apoyo al sector taurino se traduce en acciones tangibles, como las inversiones económicas, y no en actos simbólicos con fines electorales.

Defendiendo las Reglas Democráticas

Gallardo defiende que la decisión de la Junta Electoral de suspender la entrega de los Distintivos se basa en la defensa de las reglas democráticas y el respeto institucional. El PSOE de Extremadura, según Gallardo, no se opone a los premios taurinos, sino que busca evitar la manipulación de la tauromaquia con fines electorales y la alteración de las reglas democráticas.

Gallardo, como defensor de la tauromaquia, lamenta que se haya utilizado este evento como herramienta política, y considera que este tipo de acciones buscan influenciar el proceso electoral. Afirma que, si los premios taurinos tuvieran un carácter tradicional y no se hubiesen creado para un fin político, no se habrían suspendido.

Prohibido Prohibir: La Lucha contra la Instrumentalización de la Tauromaquia

Gallardo defiende que hay dos tipos de acciones que afectan al sector taurino: aquellos que buscan prohibir los toros y aquellos que se apropiaron de la tauromaquia para sus propios fines. Gallardo, en este sentido, se posiciona en contra de la prohibición de la tauromaquia, defendiendo la máxima de «prohibido prohibir», pero también condena la utilización del sector taurino como herramienta política.

Para Gallardo, la entrega de los Distintivos a los Municipios Taurinos en este contexto es un claro ejemplo de la apropiación de la tauromaquia. Se busca generar controversia y manipular el debate público en un momento crucial del proceso electoral. El objetivo, según Gallardo, no es el reconocimiento del valor cultural y social de la tauromaquia, sino la manipulación para obtener beneficio político.