lunes, 17 junio 2024

El perturbador deseo de Adam Sandler por el que casi es demandado

En 1987 Adam Sandler decidió comenzar su carrera como actor y poco a poco fue apareciendo en más y más películas que se convirtieron en verdaderos éxitos de taquilla. Por eso ahora, con 57 años de edad y 37 de carrera, el comediante es una de las estrellas de Hollywood con un mayor patrimonio. Tal es así que hasta le da trabajo a sus amigos con su productora.

Más allá de todos los grandes éxitos que logró gracias a la comedia (triunfaron en taquilla) y al drama (con lo que ganó el respeto de la crítica), lo concreto es que no todo en su carrera fue color de rosas. De hecho recientemente se reveló que un perturbador deseo que tenía provoco que casi sea demandado por un grupo de personas que hasta llegaron a increparlo.

La repudiable obsesión de Adam Sandler por la que casi termina muy mal

La repudiable obsesión de Adam Sandler por la que casi termina muy mal

Con apenas ocho años dentro de la industria, Adam Sandler protagonizó una de sus películas cómicas que no es tan recordada y que tampoco fue tan taquillera: ‘Billy Madison’. Allí interpretó a Billy, un hombre de 27 años que nunca trabajó y que vivió gracias a su padre, al cual decepciona. En ese marco le pide que haga toda la escuela de nuevo en sólo 24 meses.

En ese marco, este actor se mete a la escuela y tiene muchas escenas con niños, donde se le despertó un perturbador deseo por el cual casi es demandado. Es que decidió que para la trama y, por su deseo de golpear jovencitos, les iba a dar pelotazos con mucha fuerza para que sus reacciones se vean más reales. Por supuesto a los padres no les gustó nada y lo quisieron demandar.

Lo que dijeron Adam Sandler y los productores sobre su perturbador deseo

Lo que dijeron Adam Sandler y los productores sobre su perturbador deseo

De acuerdo a quienes estuvieron con Adam Sandler, causarle daño a los niños era divertido para él. De hecho la propia directora Tamra Davis contó que él pidió golpearlos y que los padres lo supieran para que no haya problemas después. «Golpeo a un niño bastante fuerte y comienzan a llorar. Yodos los padres se me echan encima preguntando cuál era mi problema», contó el actor.

Las escenas se siguieron rodando aunque es cierto que quedó algo de tensión en el ambiente. De todos modos los niños crecieron y seguramente recuerdan con sabor agridulce su trabajo en ‘Billy Madison’, siendo que más allá de eso no la pasaron nada mal con Adam Sandler. Él, en tanto, por poco termina demandado.