martes, 23 julio 2024

16 millones de inversión en la retirada de biomasa del Mar Menor por el Gobierno de Murcia

El Mar Menor, una de las joyas naturales más preciadas de la Región de Murcia, se enfrenta a un grave problema de exceso de nutrientes que amenaza su delicado equilibrio ecológico. Para hacer frente a esta situación, el Gobierno regional ha puesto en marcha una serie de medidas destinadas a reducir la presión sobre este valioso ecosistema lagunar. Una de las iniciativas más destacadas es la retirada de biomasa del litoral, una labor que ha demostrado ser altamente eficaz para mejorar las condiciones ecológicas del Mar Menor.

Desde el año 2022, las brigadas contratadas por el Gobierno regional han trabajado incansablemente para extraer la materia orgánica acumulada en las playas y costas del Mar Menor. Gracias a su esfuerzo y dedicación, se han logrado retirar un total de 37.602 toneladas de biomasa hasta la fecha, una cifra impresionante que refleja la magnitud de esta iniciativa. Pero el trabajo no se detiene ahí, ya que el Ejecutivo autonómico ha anunciado una inversión adicional de 16 millones de euros hasta 2026 para continuar con estas labores de vital importancia.

Inversión Millonaria para Proteger el Mar Menor

El Gobierno regional ha demostrado su firme compromiso con la protección del Mar Menor al destinar una inversión total de 43,7 millones de euros a la retirada de biomasa. Hasta el momento, se han invertido 27,87 millones de euros en esta medida, a los que se sumarán los 16 millones adicionales anunciados recientemente por el consejero de Medio Ambiente, Universidades, Investigación y Mar Menor, Juan María Vázquez.

Durante una visita a San Javier, donde supervisó los trabajos de retirada de biomasa en la playa frente al antiguo hospital de Los Arcos, en Santiago de La Ribera, Vázquez destacó la eficacia de esta medida para reducir la presión sobre el Mar Menor. «La retirada de biomasa es una de las medidas más eficaces para reducir la presión sobre el Mar Menor, como demuestran los parámetros que miden sus condiciones ecológicas», afirmó el consejero.

Además, Vázquez actualizó el dato de toneladas retiradas desde el inicio de la medida en 2022, elevándola hasta las 37.602 toneladas. Solo en lo que va de año, hasta el mes de mayo, las brigadas han extraído 2.237 toneladas y 695 contenedores del ecosistema lagunar, una labor fundamental para su preservación.

Beneficios de la Retirada de Biomasa

La retirada de biomasa del Mar Menor tiene múltiples beneficios para el ecosistema lagunar. Al eliminar la materia orgánica antes de que se descomponga, se evita la acumulación de fangos y la consiguiente retirada de nutrientes disponibles. Este proceso tiene varios efectos positivos, ya que evita que los nutrientes utilizados para el crecimiento de la biomasa retornen al sistema, reduciendo así el exceso de nutrientes que es el principal problema que afecta al Mar Menor.

Según explicó el consejero Vázquez, «eliminar la materia orgánica antes de que se descomponga con la consecuente retirada de nutrientes disponibles, tiene varios efectos positivos, ya que evita la acumulación de fangos cuando se descompone en un proceso que consume oxígeno y retira los nutrientes utilizados para el crecimiento de esta biomasa evitando que retornen al sistema. De esta manera se reduce el exceso de nutrientes, que es el principal problema que afecta al Mar Menor».

Los trabajos de retirada de biomasa han logrado una extracción total de 455,36 toneladas de nitrógeno y cerca de 17 toneladas de fósforo del ecosistema lagunar, lo que supone una importante reducción de los nutrientes que contribuyen al deterioro del Mar Menor.

Resultados y Próximos Pasos

Gracias a las actuaciones llevadas a cabo por el Gobierno regional, se ha logrado reducir hasta un 80 por ciento la presencia de biomasa en el Mar Menor, especialmente en la zona conocida como «zona cero», situada en el entorno de la desembocadura de la rambla de El Albujón. Estos resultados demuestran la efectividad de la retirada de biomasa como medida para mejorar las condiciones ecológicas del ecosistema lagunar.

El nuevo contrato anunciado por el consejero Vázquez, que tendrá una duración hasta 2026 y podría prorrogarse hasta un máximo de dos años tras su finalización, permitirá mantener estas labores de retirada de biomasa hasta 2028. De esta manera, se garantiza la continuidad de esta importante iniciativa en el largo plazo, asegurando así la protección y preservación del Mar Menor para las generaciones presentes y futuras.

La retirada de biomasa se ha convertido en una de las principales herramientas del Gobierno regional para hacer frente al problema del exceso de nutrientes en el Mar Menor. Gracias a la inversión millonaria y al esfuerzo incansable de las brigadas contratadas, se están logrando avances significativos en la recuperación de este valioso ecosistema. Sin embargo, es fundamental mantener y reforzar estas medidas en el tiempo para garantizar la salud y el equilibrio ecológico del Mar Menor a largo plazo.