miércoles, 24 julio 2024

Juan Carlos I logra recuperar el contacto con su nieta Leonor pese a Letizia

Juan Carlos I, el anterior monarca de España, sigue siendo una figura controversial dentro de la familia real. El pasado 31 de octubre, su nieta Leonor alcanzó la mayoría de edad, marcando un punto de inflexión que ha movido las aguas familiares. Este acontecimiento ha evidenciado el distanciamiento total entre Leonor y su madre, Letizia, quien ha perdido el control e influencia sobre la corona. La campaña de desprestigio contra Letizia ha alcanzado su objetivo, provocando una reunión pública de los Borbón tras una década de fragmentación familiar.

1
Letizia habría intentado desvincular a Leonor y Sofía del apellido Borbón

En los últimos meses, la familia real ha festejado varios cumpleaños significativos: los de la infanta Elena, Irene Urdangarin, Juan Carlos I, la reina Sofía y, por supuesto, Leonor. Sin embargo, las ausencias más notables han sido las de Leonor y su hermana Sofía, ausencias que Letizia justificó citando las obligaciones escolares y adolescentes de sus hijas. Ni siquiera asistieron al funeral de Constantino de Grecia ni a la misa en Reino Unido, a pesar de que la infanta Sofía reside en Gales.

Letizia ha trabajado arduamente para desvincular a sus hijas del apellido Borbón, una estrategia que ha dado sus frutos. Hoy en día, pocos las asocian con Juan Carlos I, el rey cuyo reinado estuvo al borde del colapso. Para proteger a Leonor, se decidió apartarla de su abuelo, y la última fotografía de ambos juntos fue en el 2019, antes de que Juan Carlos fuera exiliado a los Emiratos Árabes. Pasaron tres años sin verse hasta el reciente cumpleaños de Leonor, donde la presencia del exmonarca fue inevitable aunque se prohibió la entrada a las cámaras.

Atrás