martes, 23 julio 2024

Los españoles eligen refrescos en envase de vidrio sobre otras opciones

Los refrescos son una parte integral de la cultura social y gastronómica española, especialmente cuando se trata de disfrutarlos en establecimientos de hostelería. Un reciente estudio titulado ‘Hábitos de consumo de refrescos en hostelería’, elaborado por CS On Research para Coca-Cola Europacific Partners, ha arrojado luz sobre las preferencias y costumbres de los españoles en relación con el consumo de estas bebidas. Los resultados revelan patrones interesantes que no solo reflejan las tendencias de consumo, sino que también ofrecen valiosas perspectivas para el sector hostelero.

Entre los hallazgos más destacados, se observa una clara predilección por disfrutar de los refrescos en entornos urbanos, con un 66% de los encuestados optando por las ciudades como su lugar favorito para esta experiencia. Además, el estudio pone de manifiesto la importancia del aspecto social en el consumo de refrescos, con una mayoría significativa prefiriendo compartir estos momentos en compañía de amigos o pareja. Estos datos no solo son relevantes para los consumidores, sino que también proporcionan información crucial para que los negocios de hostelería puedan adaptar sus ofertas y estrategias a las preferencias de sus clientes.

Hábitos de consumo de refrescos en España

El estudio revela que las ciudades son el escenario predilecto para el consumo de refrescos, con un 66% de preferencia, seguidas por la playa (37%) y los pueblos (31%). Esta tendencia urbana se acentúa aún más cuando se trata de elegir la ubicación específica, ya que el 84% de los españoles opta por disfrutar de su refresco en una terraza. La estacionalidad también juega un papel importante, siendo el verano la época favorita para el 65% de los encuestados, seguida por la primavera con un 31%.

La socialización es un aspecto fundamental en el consumo de refrescos. El 72% de los participantes en el estudio prefiere compartir esta experiencia con amigos, mientras que el 57% lo hace con su pareja. La interacción social es tan importante que el 91% de los encuestados disfruta conversando mientras toma su refresco. Además, otras actividades que se asocian frecuentemente con el consumo de estas bebidas incluyen ir al cine (22%), asistir a competiciones deportivas (18%), disfrutar de conciertos (17%) y salir a discotecas (14%).

En cuanto a la frecuencia de consumo, los españoles salen a disfrutar de un refresco un promedio de 1,7 veces por semana. Los días preferidos son los sábados, elegidos por el 52% de los encuestados, seguidos por los viernes con un 32%. Por otro lado, los primeros días de la semana (lunes, martes y miércoles) son los menos populares para esta actividad, cada uno con solo un 1% de preferencia. Estos datos pueden ser especialmente útiles para los establecimientos hosteleros a la hora de planificar promociones o eventos especiales.

Preferencias gastronómicas y tipos de refrescos

El estudio también arroja luz sobre las preferencias gastronómicas que acompañan al consumo de refrescos. Las patatas bravas se coronan como la tapa favorita, elegida por el 62% de los españoles para acompañar sus bebidas. Le siguen las croquetas (44%), la tortilla de patata (39%) y el jamón ibérico (34%). Esta información es particularmente valiosa para los establecimientos hosteleros, ya que les permite adaptar sus menús y ofertas a las preferencias de los consumidores.

En cuanto al momento del día preferido para el consumo, el 58% de los encuestados se decanta por la tarde, mientras que el 21% prefiere la hora del aperitivo y solo un 10% opta por la noche. Esta distribución temporal puede ayudar a los negocios a ajustar sus horarios y ofertas para maximizar la satisfacción del cliente y optimizar sus recursos.

Un dato interesante es la preferencia por los refrescos sin azúcar, elegidos por el 61% de los entrevistados. Las principales razones para esta elección son la percepción de que son más saludables (33%) y el deseo de reducir el consumo de calorías (32%). Por otro lado, el 39% que prefiere los refrescos con azúcar lo hace principalmente por su sabor (31%), siendo esta opción más popular entre los hombres (43%). Esta información es crucial para que los establecimientos puedan ofrecer una variedad de opciones que satisfagan las diferentes preferencias de sus clientes.

El papel del vidrio en la experiencia de consumo

Un aspecto destacado del estudio es la preferencia por el envase de vidrio en el consumo de refrescos en hostelería. Esta predilección no solo influye en la experiencia del consumidor, sino que también representa una oportunidad de crecimiento para los negocios del sector. El vidrio se percibe como un envase exclusivo que permite a los establecimientos diferenciarse y ofrecer una propuesta más atractiva a sus clientes.

Reconociendo esta tendencia, Coca-Cola Europacific Partners ha lanzado una iniciativa para potenciar el uso del vidrio en la hostelería. Rubén Casado, director de desarrollo de negocio de la compañía, ha destacado las ventajas del vidrio: «El vidrio es un envase muy atractivo para el consumidor y aporta un valor diferencial para el sector hostelero. A su diseño reconocible, y al hecho de proveer una mejor experiencia de consumo, se añade que, gracias a sus 25 vidas de media –unos 6 años- estamos ante el envase más sostenible«.

La apuesta por el vidrio no solo responde a las preferencias del consumidor, sino que también se alinea con las crecientes preocupaciones medioambientales. La durabilidad y reciclabilidad del vidrio lo convierten en una opción más sostenible en comparación con otros materiales de envasado. Además, su capacidad para mantener la temperatura y preservar el sabor de las bebidas contribuye a mejorar la experiencia general de consumo. Estos factores combinados hacen del vidrio una elección estratégica para los establecimientos hosteleros que buscan ofrecer un servicio de calidad superior y diferenciarse en un mercado competitivo.