miércoles, 2 diciembre 2020 16:29

74 presos de ETA han sido acercados desde septiembre de 2018

Un total de 74 presos de ETA han sido acercados desde septiembre de 2018 y otros 16 están pendientes de traslado, según ha informado este jueves, según la asociación de familiares y allegados de reclusos de la banda, Etxerat, que ha pedido a la sociedad vasca, a las instituciones de Euskadi y Navarra, y al Gobierno central, que “no permitan que el lobby inmovilista bloquee el final de la dispersión.

han precisado que desde setiembre 2018 en España han trasladado a cárceles más cercanas a 74 presos, mientras que hay 16 “anunciados y pendientes de culminar el traslado”. “De todos ellos, 15 acercados a cárceles vascas, de los que han quedado libres, con posterioridad, cuatro”, han finalizado.

En una rueda de prensa celebrada en Hernani (Gipuzkoa), los portavoces de Etxerat Urtzi Errazkin y Patricia Vélez han asegurado que “se ha rebajado ligeramente la presión que la política penitenciaria ejerce” sobre los eclusos y sus familiares, pero “no lo suficiente”, y han recordado que “centenares de personas, 200 familias, siguen sufriendo las consecuencias del alejamiento”.

Vélez y Errazkin han apuntado que el cambio en la política penitenciaria “se está haciendo lentamente, de forma gradual” y, sin embargo, “hay quienes están intentando condicionar ese cambio”.

Según han afirmado, se trata de “diferentes sectores que intentan legislar-influir en los centros de decisión del Estado español sin que les corresponda, que no están por la labor de avanzar en la convivencia y prefieren mantener el enfrentamiento, ponen palos en las ruedas e intentan condicionar el cambio en la política penitenciaria”. “Distintos sectores que conforman un lobby que intenta bloquear por todos los medios cualquier avance”, han añadido.

Por ello, han pedido a la sociedad vasca, a los agentes políticos y sindicales, a las instituciones vascas, navarras y al Gobierno de Pedro Sánchez, que “no cedan y no permitan que ese lobby inmovilista obstaculice el paulatino fin de la dispersión y el alejamiento”.

“A nuestros familiares no se les está regalando nada, su derecho es a que sean traídos a cárceles de Euskal Herria, y a poder realizar el recorrido jurídico y penitenciario ordinario”, han subrayado.

CIFRAS

Los portavoces de Etxerat han apuntado que en la actualidad 221 reclusos conforman el Colectivo de Presos de ETA, EPPK. De ellos, 17 se encuentran en prisiones de Euskadi y Navarra (tres presos en su domicilio), 173 en 40 cárceles del Estado español (sin contar los anteriores 17), y 31 en siete cárceles del Estado francés.

De los 173 presos en el Estado español, el 49% se encuentra en prisiones situadas a entre 600 y 1.100 kilómetros de distancia, el 19% entre 400 y 590 kilómetros, y el 32% a menos de 390 kilómetros.

Etxerat ha apuntado que el 75% “se encuentran ya realizando el camino de la legalidad penitenciaria”. Asimismo, han detallado que en el Estado español hay un preso en aislamiento en Soto del Real, 129 en primer grado (48 de ellos, con flexibilización artículo 100.2), 53 en segundo grado (dos en prisión atenuada) y ocho en tercer grado.

También ha apuntado que, al concluir 2020, habrá seis presos de más de 70 años y 37 que superarán los 60 años de edad. Un total de 49 presos llevan más de 20 años en prisión y 11 de ellos más de 25 años en la cárcel. Además, según ha indicado, hay 18 presos con enfermedades graves e incurables (cuatro no públicos).

Finalmente, han precisado que desde setiembre 2018 en España han trasladado a cárceles más cercanas a 74 presos, mientras que hay 16 “anunciados y pendientes de culminar el traslado”. “De todos ellos, 15 acercados a cárceles vascas, de los que han quedado libres, con posterioridad, cuatro”, han finalizado.