Con la llegada del verano y tras el confinamiento muchos se han propuesto o están en ello: perder esos kilos de más. Sin embargo no siempre se logra. Hay casos en que por más que te esfuerzas no pierdes peso, o muy poco, o muy lentamente. Es una queja común: “Estoy a dieta, como poco y no adelgazo”. ¿Por qué ocurre? Vamos a darte las claves y cómo reforzar tu rutina para conseguir los resultados.

También ha saltado el debate de la influencia del confinamiento. Al parecer eses sedentarismo extremo puede haber provocado cambios metabólicos nada favorables a una posterior dieta. Por otro lado hay que tener en cuenta que cada cuerpo es un mundo y su metabolismo es muy particular, con lo que hay que adaptar la dieta: en cada caso qué comer, cómo comerlo y cuándo comerlo.

El ‘abc’ para perder peso

dieta

Al margen de cualquier consideración posterior, el ‘abc’ para perder peso es: la dieta, el descanso y el ejercicio. Si alguna de esas patas falla puede ser la razón de por qué no pierdes peso. De todas formas el objetivo es claro: generar un déficit energético, es decir, gastar más calorías de las que se ingieren.

Por tanto, igual al comenzar a hacer ejercicio sin darte cuenta estás comiendo más o peor y te está lastrando el adelgazamiento. Lo que pierdes de grasa lo están ganando en la comida.

Comentarios