El vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, ha pedido este jueves “un alto al fuego político” y que se bajen las “pistolas” para poder hablar con “argumentos”.

Así lo ha señalado durante una comparecencia en el Pleno de la Asamblea, después de que esta mañana la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, asegurase que el Gobierno central ha impuesto el estado de alarma “a punta de pistola” así como el PP haya acusado a la portavoz adjunta de Más Madrid, Mónica García, de realizar gestos de “amenaza” a su bancada, a su parecer, simulando disparos.

“Hoy mismo hemos vuelto a ver cómo las pistolas han vuelto a hacer acto de presencia, han vuelto a ser protagonistas, de lo cual no estoy muy orgulloso”, ha señalado el líder de Ciudadanos en Madrid. Para Aguado, es necesario bajar “la crispación” e intentar “ser lo más prácticos y pragmáticos posibles”.