Una vez más el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha salido a corregir y desmarcarse de lo que dice o hace la presidenta Isabel Díaz Ayuso. El motivo como era de esperar ha sido la controvertida para algunos ‘cartilla Covid’. El martes se anunciaron las nuevas medidas adoptadas por el gobierno autonómico para frenar los brotes y prevenir una mayor incidencia del coronavirus. Pero no habían pasado ni 24 horas y ya se había matizado no sólo el de la cartilla sino el de pedir los datos personales a quienes accedan a locales de ocio nocturnos.

'cartilla Covid' Ayuso

Documento efímero con ‘tachones’

La realidad es que el documento que presentó la presidenta Díaz Ayuso ayer martes ya es en parte papel mojado. Lo que en principio parecía un documento similar a la clásica cartilla de vacunación se quedará en una mera base de datos. Servirá para dejar constancia de que una persona ha superado la enfermedad, ha desarrollado anticuerpos y ya no puede contagiar a otros ni ser contagiada. Pero sin valor vinculante ni de actuación.

Lo cierto es que desde el mismo anuncio de las medidas, la ‘cartilla Covid’ despertó la animadversión y la crítica no sólo de la oposición sino de miembros de su gobierno como el mismísimo Aguado. Parece que ni los técnicos del Gobierno regional sabían de la existencia de este proyecto y el amparo legal de la medida parecía complicado. Por tanto, el número dos del Ejecutivo regional redujo la ya famosa cartilla a un mero registro sanitario “donde los propios profesionales tengan conocimiento de qué pruebas se han ido haciendo a los ciudadanos en los próximos meses”.

Pero fue más allá en sus diferencias con la medida de Ayuso. “No fomentamos la discriminación. La presidenta hizo las declaraciones que hizo y yo soy el portavoz del Consejo, no de la presidenta. Este recuento está pensando exclusivamente para recabar información“, zanjó.

Razones éticas y técnicas sobre la ‘cartilla Covid’

Pero Ayuso y su equipo no se dan por vencidos. El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha dejado claro que “no van a dejar de intentar” la puesta en marcha de la ‘cartilla Covid’. Eso sí, no aclaró si el Gobierno autonómico piensa ya en este proyecto “piloto” como un simple registro sanitario.

La realidad es que la idea de un pasaporte sanitario no es nueva y fue sopesada ya por varias instituciones y gobiernos. Sin embargo, la comunidad científica desechó la eficacia de esa medida, incluida la OMS. El máximo organismo internacional sobre la salud recalcó sus razones. Por un lado las éticas al fomentar la desigualdad. Y por otro las técnicas al no poder ninguna prueba PCR garantizar que luego no haya contagio o que tras haber pasado la enfermedad, no vuelvas a poder contagiarte. Diversos estudios han demostrado que tras dos meses aproximadamente puedes perder la carga de anticuerpos y perder esa inmunidad. Sin embargo aún no hay nada concluyente al 100%.

Llueve sobre mojado entre Ayuso y Aguado

Aguado 'cartilla Covid'

Con esta nueva disparidad son ya varias las veces que presidente y vicepresidenta han chocado, se han corregido o se han matizado en mayor o menor grado. Han demostrado una baja sintonía entre ellos. Ocurrió por ejemplo cuando Aguado recordó a Ayuso que ella no podía cesar a consejeros de Ciudadanos. Fue a raíz de que la presidenta anunciara que destituiría a miembros de su Ejecutivo si se demostraba que se había producido “negligencia” en la gestión de las residencias de mayores. Recordemos que las competencias recaen sobre el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, que es de Ciudadanos.

También Aguado acusó a Ayuso de abandonar el Consejo de Gobierno en pleno debate sobre si Madrid pasaba a la fase 1. La presidenta abandonó la reunión para una entrevista en Telemadrid. El departamento de comunicación del Gobierno regional dejó claro que “el orden del día había concluido”. Pero Aguado no lo vio así y declaró que esperaba retomar la reunión esa misma tarde.

Y suma y sigue. Más recientes fueron los reproches a la presidenta por el acto de Ifema y la relajación de las medidas y el distanciamiento social, o las discrepancias por los menús a las familias receptoras de la renta mínima de reinserción (RMI). Recordemos que Díaz Ayuso defendió la semana pasada que se repartan menús de Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes. Sin embargo, Ignacio Aguado ha dejado claro que “a nadie se le escapa que, de continuar más días y semanas en una situación como la actual, debemos buscar alternativas para que estas familias puedan seguir teniendo una dieta saludable en sus casas”.

Comentarios