Ignacio Aguado, Ciudadanos

Ignacio Aguado ha asegurado que buscará un acuerdo únicamente con el PP para la Comunidad de Madrid, y ha aclarado que no se han planteado solicitar un “intercambio de cromos” en relación al Ayuntamiento. El líder de Ciudadanos en la capital ha dicho que está dispuesto a llegar a acuerdos con Vox sin negociar un gobierno.

En declaraciones a TVE, recogidas por Europa Press, Aguado ha comentado que la fórmula “adecuada” para el Ejecutivo autonómico es la suma de PP y Cs y que el resto de formaciones deberá “elegir y decidir” de cara a la investidura.

Preguntado por la postura de Vox ante este planteamiento, el candidato de Cs ha comentado que este partido “deberá decidir lo que hacer”, si decantarse por la suma de los 56 diputados que ostentan un programa de centro liberal (la suma de la formación naranja y los populares) o investir como presidente regional al socialista, Ángel Gabilondo, y a la izquierda.

Rocío Monasterio

Aguado ha señalado, en relación a Vox, que no tiene ningún problema en conversar, como ha manifestado en campaña y mantiene, con todos los partidos con representación parlamentaria pero “una cosa es hablar y llegar a acuerdos” y otra es “negociar un gobierno”, dado que su planteamiento es conformar un Ejecutivo solo con consejeros de PP y Cs.

En este sentido, ha recalcado que se debe respetar su posición y la de los votantes de la formación naranja en los últimos comicios autonómicos del 26 de mayo. A su vez, ha opinado que el PP “va en la misma línea” respecto a la hora de encarar las negociaciones sobre la gobernabilidad de la Comunidad de Madrid.

También ha señalado que en las conversaciones con el resto de partidos políticos, pues PP es su “socio preferente” a la hora de negociar el Ejecutivo, quiere hablar de un programa basado en que no se suban impuestos y en aplicar medidas de regeneración política. Cuestionado por la circunstancias de que Vox también reclama tributos bajos, el candidato de la formación naranja ha dicho que en este punto tienen “cosas en común”.

NO HABRÁ CAMBIO DE CROMOS

Preguntado sobre si encara las negociaciones dentro de un pacto global para la Comunidad y el Ayuntamiento y si podría haber opción a reclamar para Cs el Consistorio, Aguado ha afirmado que “no hay posibilidad de intercambios” y que se han creado comités de negociación específicos para cada institución porque presentan realidades distintas. “No estamos planteando un intercambio de cromos”, ha insistido el líder de Cs en Madrid.

También ha dicho que tanto a nivel autonómico como nacional, Ciudadanos va a ser “firme” en sus principios y que han sido “muy claros” en campaña electoral al elaborar un catálogo con las condiciones para entablar posibles pactos para gobernar.

En consecuencia, Aguado ha subrayado que “en ningún caso” va a haber acuerdos o apoyos de gobierno con “populistas”, “independentistas” o “soberanistas”.

Respecto a si va a exigir que el expresidente regional con el PP y ahora diputado de Ciudadanos, Ángel Garrido, ostente la Presidencia de la Asamblea, ha asegurado que no y que hay varios perfiles que maneja el partido para ese cargo, algo que se decidirá internamente y luego se informará al PP. No obstante, su objetivo es que “por primera vez en la historia” el presidente del parlamento regional sea de Ciudadanos.

Aguado ha recalcado que su formación se encuentra ubicada “donde nació”, en el centro político, y que hay otros partidos que han “huido” de ese planteamiento, como el caso del PSOE que se ha abierto a negociar con Podemos, “separatistas” y “golpistas”. “Cs va a seguir en el centro”, ha enfatizado.

Respecto a la situación política en Castilla y León, ha desgranado que en esta autonomía “va a haber cambio” y que ello consistirá en la entrada de Cs en el Ejecutivo regional. En este sentido, se han trasladado al PP una serie de exigencias como socio preferente, como no tener miembros imputados por delitos de corrupción política, y si no es posible un acuerdo con los populares se saltará automáticamente al “criterio dos”, en alusión al PSOE, al que también exigen que renieguen de las políticas del ‘sanchismo’.

El candidato de la formación naranja a la Comunidad de Madrid ha reivindicado que la presencia de Ciudadanos en los diferentes gobiernos regionales supone de por sí un cambio, como ha ocurrido en Andalucía donde han “cerrado 100 chiringuitos políticos”.

También ha dicho que tiene “buena consideración personal” con Gabilondo pero que lo importante para él y su partido son las políticas y entiende que un Gobierno con el PSOE y Más Madrid, liderado por Íñigo Errejón, es “retroceso” para la región. Por tanto, cree que él y la popular Isabel Díaz Ayuso están “obligados” a entenderse.

Comentarios