El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha rechazado este jueves abrir un debate sobre la Monarquía en el país, sobre todo “en este momento, con una crisis económica y social”, y ha defendido que el papel de la Casa Real es “impecable”.

Tras el funeral de Estado por las víctimas de la pandemia de coronavirus, el regidor madrileño ha alabado el papel de Felipe VI y la Casa Real, “necesaria para la cohesión y la estabilidad de España”. “Abrir el debate en este momento, con una crisis económica y social, cuando tenemos que estar todos juntos para afrontar el mayor reto histórico, no es lo que toca en este momento”, ha apostillado.

Ello en relación con la investigación que la Fiscalía ha abierto para aclarar el destino de 80 millones de euros que según la empresaria Corinna Larsen, de casada Corinna zu Sayn-Wittgenstein, se habrían repartido entre otros el Rey emérito por la adjudicación del AVE a La Meca a empresas españolas en 2011.

Martínez-Almeida ha subrayado el papel del Rey durante esta ceremonia, con una “intervención impecable en recuerdo de las víctimas y de los que han dado lo mejor de sí mismos; un día de recuerdo a los españoles”.

En este punto ha recordado que el virus aún no sigue presente, “por lo que es imprescindible no dar un paso atrás”, así como ha llamado la atención sobre los rebrotes en otras comunidades, por lo que entiende que “el mejor homenaje es seguir manteniendo las mismas precauciones”.

Además, ha hecho un llamamiento para “minimizar las diferencias, y llegar a acuerdos que sean beneficiosos para la crisis”, y entiende que “es el Gobierno de la Nación a quien le corresponde asumir esto” y “buscar puntos de encuentro”. “Afrontamos una situación a la que no nos hemos enfrentado nunca”, ha concluido.

Comentarios