juguete sexual
Una muñeca sexual basada en una niña de 8 años, que estuvo presente en el catálogo de Amazon EEUU según Children Rescue Coalition.

Las imágenes de unos productos en venta en Amazon llevan varios días dando la vuelta a la red. Se trata de comprometidos juguetes sexuales que imitan partes corporales de mujeres menores de edad. La gran cantidad de público pedófilo que podría estar comprando estos juguetes resulta preocupante, al ser unos moldes concienzudamente diseñados para emular las partes íntimas de niñas pequeñas. La polémica se ha extendido por varios países, al haberse detectado este tipo de mercancía también en los listados de Amazon Francia o Estados Unidos.

Algunos de estos productos ya no pueden encontrarse en la web; sí que podía encontrarse aun este lunes un llamado “WAWA realista: un pack de 5 piernas de plástico, de mayor a menor tamaño simulando distintas edades. Las de menor tamaño resultan hirientes a la vista, ya que la corta edad de estas ‘semi’ muñecas o medios cuerpos se denota indudablemente diseñada para un target pedófilo. Los cuerpos plásticos cuentan con oberturas simulando la vagina y el ano.

juguete
Las “medio muñecas” WAWA, fotografía de la página de producto.

La más pequeña de las muñecas mide tan solo 56 centímetros, pesando unos 4 kilos. Este conjunto de piernas de silicona, a la venta por 376,35 euros, son descritas como capaces de adaptarse a cualquier postura sexual. El fabricante, de nombre WAWA, tiene a la venta otros productos sexuales similares. En la tarde del lunes, el artículo mencionado fue retirado del servidor.

PROBLEMA INTERNACIONAL

Hace una semana, la organización Child Rescue Coalition publicaba en Instagram la imagen de una muñeca que simulaba a una niña pequeña. La cuenta denunciaba que Amazon Estados Unidos estaba vendiendo la muñeca, e invitaba a firmar una petición en Change.org para frenar la venta de muñecas sexuales en todo el país norteamericano. La petición ya cuenta con más de 110.000 firmas. Según la organización, la venta de muñecas sexuales infantiles sigue siendo legal en EEUU, a excepción de Florida, Tenesse y Kentucky.

Esta historia ha recibido atención, sobretodo, después de que una madre denunciase que se habían inspirado en una foto de su propia hija de ocho años para crear el objeto. “No quiero ni imaginar al depravado que haya usado la foto de mi hija para crear algo tan feo y diabólico que pueda ser usado por pedófilos“, declaró Terri, la madre. Tras las quejas, Amazon ya retiró también este producto.

Captura de pantalla publicada por Children Rescue Coalition. (https://childrescuecoalition.org/educations/child-sex-doll/)

El escándalo cruza fronteras, y es que usuarios franceses también se han quejado de la presencia de este tipo de productos en la base de la firma de Jeff Bezos. El diario Le Figaro avisó en agosto de que tras las quejas al Gobierno de varias asociaciones, Amazon Francia retiró del catálogo varios de estos productos.

El secretario de estado francés de infancia y familia, Adrien Taquet, comunicó el 17 de agosto a través de Twitter: “A raíz de las alertas de asociaciones que agradezco, contacté a Amazon Francia para poner fin al marketing en su plataforma de muñecas sexuales con la imagen de niños“.

AMAZON ‘ARRANCA LAS MALAS HIERBAS’

Desde Amazon explican a Moncloa.com que estos productos violan sus políticas, dado que sexualizan cuerpos infantiles. El equipo de la compañía procede a denunciar y eliminar este tipo de ítems cuando se detectan, según detallan.

Capturas de pantalla de otros productos denunciados por usuarios en Twitter.

En este contexto, Amazon comunicó a Moncloa.com este lunes: “La protección de menores, tanto niños como adolescentes, es una prioridad para Amazon. Todos nuestros colaboradores comerciales deben seguir nuestras directrices y normas de venta y aquellos que no lo hagan estarán sujetos acciones por nuestra parte que pueden incluir la eliminación de su cuenta. Recientemente hemos establecido medidas aún más estrictas en el área de productos eróticos y las estamos aplicando en consecuencia”.

La española @sickstoppers, cuenta dedicada a la lucha anti pederastia, denunció el pasado 4 de septiembre la presencia de estos productos en el catálogo de la compañía.

Por alguna razón, la cuenta ha sido suspendida este lunes por la tarde. “En Amazon España se venden muñecas sexuales para pedófilos y pederastas. Las imágenes, capturadas hoy, hablan por sí solas: “medios cuerpos” que simulan niñas pequeñas, con “vaginas y anos” para la masturbación de pedófilos y pederastas. También hay bustos… #AmazonPedofilia”, escribieron, adjuntando una imagen. Algunos usuarios argumentan que @sickstoppers no debería haber compartido imágenes explícitas en Twitter de las muñecas.

Entre los productos considerados ofensivos según la política oficial de Amazon, se encuentran los “productos que representan a niños (incluidos niños, niñas, bebés) y jóvenes (incluidos niños, niñas) de una manera sexualmente sugestiva o que fomente los actos sexuales de niños, desnudez infantil, blasfemias infantiles, uso de drogas o blasfemias infantiles”.

Comentarios