Euskadi ha registrado este pasado viernes seis positivos en coronavirus en pruebas PCR, de los que la mitad son menores de 20 años. Además, se ha producido el fallecimiento de dos pacientes que han tenido una PCR positiva en los últimos 60 días, según los datos aportados por la consejera vasca de Salud, Nekane Murga, que ha destacado que la situación de los focos que se habían detectado está “prácticamente controlada”.

En una rueda de prensa en Bilbao, para actualizar los datos de afección del coronavirus en Euskadi, la consejera ha explicado que, a lo largo del día de ayer, se han efectuado 4.143 pruebas (3.408 PCR y 735 test rápidos).

Como resultado, se han detectado mediante pruebas PCR seis nuevos casos, tres menos que el día anterior. Tres de estos nuevos casos se han registrado en Álava y los otros tres en Guipúzcoa. En uno de estos casos guipuzcoanos, se está estudiando si existe relación con el foco surgido en este territorio.

En el caso de los focos en Vizcaya y Álava, no se han detectado contagios “ni relacionados con la residencia, ni con Basurto ni con Txagorritxu”, por lo que están “prácticamente cerrados”, ha explicado Murga, que ha añadido, en este sentido, que “la situación de los focos está controlada”.

Por otro lado, durante este pasado viernes, se han confirmado 62 casos más por ‘test rápido’, una prueba que mide la inmunidad adquirida o los anticuerpos generados por una persona y pueden indicar una infección pasada.

Sumando los 13.725 contagios confirmados mediante pruebas PCR desde el inicio de la pandemia y los 7.192 detectados mediante test serológicos, el total de casos en Euskadi alcanza los 20.917.

Por otro lado, en la última jornada se han producido en la Comunidad Autónoma vasca dos nuevos fallecimientos de pacientes que han tenido una PCR positiva en los últimos 60 días, por lo que la consejera Murga ha precisado que “la causa directa puede no haber sido covid”. La cifra total de fallecidos desde el inicio de la pandemia se eleva ahora a 1.611.

Asimismo, seis personas que “han sido o son covid” permanecen en las UCI de los hospitales vascos, una persona menos que el día anterior. Por su parte, las altas hospitalarias este viernes han sido siete y se registraron 30 personas más libres de covid-19, es decir, con PCR negativo tras haber contraído días atrás la enfermedad.

A juicio de la consejera, los datos evidencian que una situación del sistema sanitario “alejada de la que vivimos atrás, pero esto no debe hacer rebajar un milímetro el listón de la vigilancia y de la responsabilidad individual y colectiva”. En este sentido, ha remarcado que, “vayamos donde vayamos, no debemos olvidar la mascarilla, la distancia y el lavado frecuente de manos”.

LOS JÓVENES

Por otro lado, la consejera ha aludido al aumento de los casos detectados entre menores de 20 años, si bien ha precisado que las cifras no se pueden “comparar claramente” ya que antes “a las personas sin síntomas o a contactos estrechos no se les realizaba la prueba. En este sentido, ha indicado que “muchas” de las personas jóvenes a las que ahora se les hace la PCR “están asintomáticas y se la realizamos por convivir con algún positivo detectado”.

En todo caso, ha admitido que “es cierto que el número ha aumentado” y, de hecho, de los seis nuevos casos detectados en la última jornada, tres son menores de 20 años.

Murga ha explicado que, entre los casos que se detectan entre los jóvenes, “la mayoría de casos son por contactos familiares y dentro del domicilio”, incluso en reuniones familiares que “no eran nada excepcional, sino una celebración familiar que, en ocasiones, no se han visto durante semanas” y en la que se ha producido “esa falta de sensación de riesgo y ha habido contagios”.

En todo caso, ha advertido sobre los contagios en el ámbito social ya que, aunque “de momento no tenemos, el riesgo existe”. En esta línea, ha admitido que le “preocupa mucho” las aglomeraciones que se puedan producir en fiestas durante el verano.

“Hemos visto lo que ha ocurrido en fiestas que han sido tanto al aire libre, como en sitios cerrados. Aunque sea al aire libre, hay espacios comunes, zonas por las que las personas pasan y hay proximidad. Por tanto, hemos visto lo que ha ocurrido en otros sitios, y el riesgo lo tenemos también en Euskadi”, ha insistido.

La consejera ha alertado de que “una transmisión no controlada entre muchas personas hace muy difícil el control de un foco”. De este modo, ha recordado que, hasta ahora, los principales focos en Esukadi han sido en “círculos cerrados donde era fácil que la red de rastreo pudiera cortar rápidamente la trasmisión, pero si un contagio se diera en una fiesta en la que interactúan personas que después no podemos localizar y que muchas de ellas serían asintomáticas, pondría en peligro al conjunto de un municipio, de un área o del conjunto del territorio histórico”.

Por ello, ha pedido “responsabilidad” porque, según ha remarcado la responsable de Salud, “nos jugamos la salud de nuestras personas próximas y mucho más”.

LLAMAR AL CENTRO DE SALUD

Por otro lado, la consejera ha incidido, en la comparecencia, en la importancia de adoptar medidas de seguridad en caso de necesitar asistencia en un centro de salud de la red de Atención Primaria para evitar riesgos de transmisión entre pacientes y profesionales sanitarios.

De este modo, ha recordado que, antes de acudir de manera presencial, es necesario llamar al centro de salud. Sólo se puede acudir a consulta presencial con cita previa y siempre que sea posible se debe acudir solo. En todo momento es preciso utilizar la mascarilla y mantener la distancia de dos metros. El uso de guantes no está recomendado y se facilitará el alcohol-gel para el lavado de manos.

Asimismo, ha explicado que, en las visitas domicliarias a los pacientes, sigue siendo necesario el uso de la mascarilla. Murga ha pedido, además, que, cuando se tenga cita presencial programada y se noten síntomas compatibles con covid, como tos, fiebre, o dificultades para respirar, los pacientes se pongan de nuevo en contacto telefónico con el centro de salud para que sea valorado.

Finalmente, ha destacado que, para garantizar la seguridad de pacientes y profesionales, los centros de salud se han reestructurado de forma que tienen “circuitos diferenciados para pacientes covid y pacientes no covid”, a los que se atiende en franjas horarias diferentes.

Comentarios