Tras dos meses de retraso y otros tantos aplazamientos por las medidas de control de la pandemia de coronavirus, la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia en A Coruña acogerá este martes, día 26, la vista de apelación por el crimen de la joven Diana Quer, un asesinato por el que fue condenado a prisión permanente revisable José Enrique Abuín Gey, alias ‘el Chicle’.

Será en la sección segunda y a partir de las 11,00 horas cuando vuelva a los tribunales el caso de la desaparición, agresión sexual y asesinato de la joven madrileña, de solo 18 años, a la que se perdió la pista durante las fiestas de A Pobra (A Coruña) en agosto de 2016 y cuyo cuerpo fue localizado, tras la detención de Enrique Abuín por otra agresión, en el interior de un pozo en la parroquia de Asados 500 días después.

Tras un juicio que duró 11 días, el jurado popular consideró a Enrique Abuín culpable haber agredido sexualmente a Diana Quer y de matarla intencionadamente después de cometer la agresión, con la intención de ocultar su primer delito.

Teniendo en cuenta esta decisión, en el mes de diciembre, la sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago de Compostela, condenó a José Enrique Abuín a la pena de prisión permanente revisable, así como a 10 años de libertad vigilada en caso de que saliese de prisión.

El veredicto, y posteriormente la sentencia, estuvieron basados principalmente en la atribución a ‘El Chicle’ de un delito de índole sexual, una cuestión que el jurado consideró probada y que posibilitó su condena a prisión permanente revisable.

En su sentencia, el presidente del tribunal, Ángel Pantín, atribuyó a dos elementos de los hechos, la “decisión de transportar a la víctima a la nave” y la “desnudez del cadáver”, la idea de que el móvil sexual era la única explicación “mínimamente razonable”.

“Ha de apreciarse que el único posible atractivo o interés racional que para el acusado puede tener la nave como lugar a donde trasladar la víctima viva es el que deriva de su aislamiento y abandono, es decir, de ser un lugar donde sus actos no serían percibidos por terceros y donde podría continuar la sujeción de la víctima a sus propósitos iniciada en A Pobra”, recoge el auto.

Así, se consideró probado que en la madrugada del 21 al 22 de agosto de 2016, cuando la joven regresaba a casa sola de las fiestas, fue abordada por José Enrique Abuín, que la introdujo a la fuerza en su coche y la transportó a una nave abandonada, próxima a la vivienda de sus padres, en la parroquia de Asados.

En ese lugar, el tribunal considera que la agredió sexualmente de algún modo y, posteriormente, la estranguló con una brida plástica, para lanzar su cuerpo a un pozo que se encontraba en el sótano, donde fue localizado 500 días después.

RECURSO DE LA DEFENSA

La defensa de Enrique Abuín, que ejerce la letrada Fernanda Álvarez, presentó un recurso contra la sentencia condenatoria, una solicitud que fue admitida a trámite y que se debatirá precisamente en esta vista de apelación.

La letrada del condenado mantiene su tesis de que en el proceso contra Abuín Gey se “vulneraron” las garantías y derechos básicos del acusado y que éste estuvo encaminado a confirmar una “condena social” a la que ya se había llegado previamente.

La abogada cree que las pruebas recabadas por las partes fueron “subjetivas” y, en algunos casos, “falsas”, y atribuye a los medios de comunicación la labor de “crear” la idea de que se trataba de “un monstruo”, al tiempo que advierte una “obsesión por inculpar” a Enrique Abuín. Frente a eso, defiende que se trató de una muerte accidental, como argumenta ‘El Chicle’.

La vista de apelación de este caso se fijó inicialmente para el pasado 31 de marzo. Sin embargo, el estado de alarma declarado a raíz de la pandemia de COVID-19 y las medidas de confinamiento, decretadas el día 14 de ese mes, obligaron a aplazarlo, inicialmente, hasta el 28 de abril.

Ya que, por aquel entonces, persistía la situación de emergencia sanitaria, fue aplazado de nuevo hasta el 26 de mayo, cuando, previsiblemente, se celebrará.

Comentarios