El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha tachado este viernes de “simbólica” la conferencia de presidentes autonómicos a la que el Govern no ha asistido, ya que considera que en este encuentro no está planteado para trabajar los fondos europeos para la reactivación económica por la pandemia.

En declaraciones a los medios después de una reunión de ERC con la presidenta de la Diputación de Tarragona, Noemí Llauradó, y el alcalde de la ciudad, Pau Ricomà, ha sostenido que la conferencia de presidentes de este viernes “es un acto simbólico, pero no una reunión de trabajo”.

Ha defendido que el Govern está dispuesto a ir a los encuentros que sirvan para trabajar y abordar cómo se repartirán los fondos europeos de reactivación económica, y ha insistido en que la Generalitat ha hecho su trabajo y tiene su plan aprobado.

A las reuniones de trabajo, estamos dispuestos a ir, pero en encuentros simbólicos que además que sirvan para blanquear a la Monarquía no participaremos”, ha afirmado.

El vicepresidente ha criticado que no había ninguna información ni preparación previa de la reunión, por lo que cree que demuestra que la conferencia de presidentes solo estaba planteada “para visualizar de cara al escaparate”.

Comentarios