Inés Arrimadas

La presidenta de Ciudadanos se ha puesto manos a la obra. Desde que ha levantado el cordón sanitario al líder socialista, Pedro Sánchez, Inés Arrimadas parece que ha mejorado en las encuestas. Una formación naranja de centro gusta (un poco) más que la que presentó Albert Rivera, sin embargo, la intención de voto sigue siendo relativamente residual, pues incluso el CIS de Tezanos la deja en 10.8% de los votos, es decir, cuatro puntos más que lo que obtuvo el 10-N. El plan de Arrimadas ahora es sencillo, ganarse un espacio propio orientando los Presupuestos Generales del Estado pactados con Sánchez y, sobretodo, metiendo mano en la organización del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en este caso, despolitizándolo.

El Consejo lleva en funciones desde diciembre de 2018, un tiempo desmesuradamente largo que se ha prolongado porque el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, no tiene intención de llegar a un acuerdo con Sánchez. En este punto que parece olvidado es donde ha entrado Arrimadas llevando al Congreso una propuesta que ya venía reflejada en su programa electoral que busca nada menos que despolitizar el Consejo y que sean los propios jueces los que decidan quiénes forman el CGPJ, es decir, que elijan a sus propios vocales.

Ahora son el PP y el PSOE quienes deciden sin lugar a dudas los vocales que forman el Consejo. Sin ellos, es imposible renovar el CGPJ y elegir un nuevo presidente del Tribunal Supremo, donde actualmente se encuentra Carlos Lesmes. Los esfuerzos de Ciudadanos buscan diferenciarse tanto del PP como del PSOE e intentar dar cierta identidad propia a un partido que parecía que estaba desapareciendo.

La reacción de la Familia Real a la decisión de alejar al Rey emérito Juan Carlos de Zarzuela

Sánchez se niega a desvelarlo, pero nosotros sí sabemos donde está el Rey Juan Carlos

  • Juan Carlos I lleva casi dos semanas alojado en el Emirates Palace.
  • “Una idea, PSOE y PP: ¿y si dejáis de pelearos en Twitter por ver quién tiene más casos de corrupción y apoyáis este martes en el Congreso nuestra ley para despolitizar el CGPJ y que los jueces elijan a los jueces? Eso sí que sería #PoliticaUtil. #L6Nalertacontagios, han comentado desde Ciudadanos.

    Todo parece indicar que tanto el Partido Popular como el PSOE se negarán a aprobar esta nueva norma que busca evitar que los partidos metan mano a la hora de elegir los vocales que componen el Consejo General del Poder Judicial. Desde que la democracia volvió a ser democracia, los partidos han metido mano en el órgano que rige el funcionamiento de la justicia y nadie ha tenido intención de tumbarlo hasta ahora, que Ciudadanos lleva al Congreso la idea de despolitizar el CGPJ este 22 de septiembre.

    Si se aprobara, el equipo que rige el Consejo dejaría de estar en funciones y daría pie a un nuevo mandato, pero si sigue dependiendo de la política, solo un acuerdo entre Sánchez y Casado podría desbloquear un Consejo que no deja de pedir su renovación en cada comparecencia pública que da.

    CÓMO FUNCIONA EL CGPJ

    Muchos tienen la duda de cómo funciona exactamente el Consejo General del Poder Judicial. Este órgano, que es el que gestiona el poder judicial en España, está compuesto, además de por los cientos de funcionarios que lo componen, por varios vocales. En concreto, son 20 miembros, nombrados por el Rey, pero elegidos por las Cortes Generales (Congreso y Senado) entre jueces y juristas de reconocida competencia.

    El Congreso propone diez, seis entre jueces y magistrados y otros cuatro “entre juristas de reconocida competencia”, tal y como explican desde la propia página del CGPJ. El Senado propone otros diez exactamente de la misma forma. Pero para que ambos organismos puedan hacerlo, necesitan una mayoría de tres quintos para que haya suficiente consenso, y es en ese punto donde Casado ha bloqueado las negociaciones que ya estaban cerradas.