Isabel Díaz Ayuso
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. Foto: Twitter.

La Asamblea de Madrid ya está lista para una inusual legislatura. La popular Isabel Díaz Ayuso se estrena como presidenta en un parlamento cargado de novedades. La más importante es la irrupción de nuevos partidos como Vox o Más Madrid, piezas clave de la inminente etapa política que comienza. 

Sin embargo, estos no serán los únicos cambios que se experimentarán en la Cámara. La llegada de otras formaciones traen aparejadas la inclusión de nuevas caras. Rocío Monasterio, Íñigo Errejón o la propia presidenta, Isabel Díaz Ayuso, junto a los más veteranos, serán los absolutos protagonistas en las próximas sesiones parlamentarias. Y su rivalidad y discrepancias políticas ya se han hecho notar desde el pleno de investidura. 

1ISABEL DÍAZ AYUSO, LA PRESIDENTA INEXPERTA

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. Foto: Gtres.

La madrileña no es nueva en política, pero nunca había estado en primera línea. Ni mucho menos aspirando a la presidencia de la comunidad más importante de España. Por delante le espera una complicada legislatura, en la que no tendrá la mayoría absoluta y en la que el diálogo será la principal arma para conseguir progresos en la región. 

Isabel Diaz Ayuso

Isabel Díaz Ayuso, una presidenta perseguida por su pasado

  • Su presunto vínculo con la trama Púnica ha ocupado el epicentro de su investidura.
  • La inminente presidenta también se ha visto afectada por los negocios de su famillia.
  • Por el momento ya ha tendido la mano a sus nuevos socios de gobierno. Durante la sesión de investidura, ha presentado un programa ultraliberal con claros guiños a Vox. Díaz Ayuso se ha comprometido a cumplir las exigencias programáticas alcanzadas con el partido ultraderechista. Como por ejemplo, que los padres conozcan con antelación cuál es el contenido de los talleres impartidos en colegios de la comunidad. 

    La popular tendrá un papel duro en la nueva legislatura. Además de actuar como intermediaria entre Ciudadanos y Vox, la madrileña tendrá que responder sobre su pasado. Un préstamo que su padre debe a Avalmadrid, su implicación en la deuda, el impago del IBI por uno de sus inmuebles o su posible vinculación con la trama Púnica han sido algunas de las cuestiones que han salpicado su investidura y por las que tendrá que rendir cuentas ante la oposición. 

    Atrás