El director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, ha indicado que si bien actualmente no se ha detectado ningún caso en nuestra comunidad, ni en los municipios cercanos a la zona de A Mariña lucense ni en ningún otro concejo, el Principado ha optado por extremar las medidas de precaución y seguridad para mantener una vigilancia intensificada ante la posible aparición de casos relacionados con ese rebrote.

“Se ha comunicado a todas las direcciones de atención sanitaria de todas las Áreas que extremen la vigilancia, de manera especial en el área sanitaria de Jarrio y en la de Avilés”, ha indicado Cofiño.

Así ha explicado que se ha pedido intensificar la vigilancia en caso de personas con síntomas de sospecha de COVID para realizar aislamiento, realización de PCR y estudio de contactos de manera urgente.

Además, a través de la FACC se ha pedido intensificar los mensajes en cuanto a medidas de seguridad y en lo que se refiere a evitar eventos y concentraciones de personas innecesarias.

Otra de las medidas pasa por intensificar las medidas de vigilancia en las personas que en los últimos días han tenido contacto con la zona del rebrote o que tendrán que seguir teniéndolo por diferentes motivos.

“Se ha indicado a estas personas que tengan especial cuidado en cuanto a las medidas de protección, se les recomienda reducir además sus relaciones sociales”, ha explicado Cofiño, que ha insistido en que cualquier rebrote puede poner en riesgo la vida de personas.

Rafael Cofiño ha indicado que según ha informado la consejería de salud de Galicia el brote de A Mariña afecta ya a más de 100 personas por lo que se ha decidido cerrar esa comarca que afecta a 14 concejos.

Comentarios