El Gobierno del Principado de Asturias reclamará a Renfe que no permita que viajen en los vagones ferroviarios más personas que los asientos que existen. Así lo ha dicho este miércoles el presidente asturiano, Adrián Barbón, consciente de la inquietud en usuarios de los servicios de cercanías por determinadas imágenes, con muchos viajeros, algunos de pie.

Barbón, en una rueda de prensa ofrecida en Oviedo, ha recordado que el Gobierno autonómico no tiene competencia en los servicios de cercanías ferroviarias. Ya ha trasladado a la Delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, su petición, como representante del Gobierno central.

El Ejecutivo autonómico también va a dirigirse a los ayuntamientos que gestionan el transporte urbano para que controlen los aforos en los autobuses y no se produzcan situaciones de riesgo.

Asturias sí tiene competencias en el transporte interurbano. El presidente asturiano, ha dicho que en el Principado se ha aplicado la regulación que existe a nivel nacional, que indica que el máximo de personas la marca el número de usuarios que pueden ir sentados.