El Principado de Asturias realizará el programa piloto sobre rastreo de la COVID-19 siguiendo el modelo desarrollado por expertos de EE.UU., Italia y España.

El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, ha expuesto esta tarde en una conferencia internacional online organizada por la Universidad de Michigan las condiciones de la comunidad para poner en marcha de forma experimental un sistema de seguimiento de la expansión del virus en un entorno controlado, a través de nuevas tecnologías que combinan análisis y gestión de datos clínicos.

Sánchez ha puesto a Asturias como ejemplo de gestión de la pandemia, por las medidas implementadas en términos de protección temprana y ha indicado que es el lugar idóneo para realizar programas piloto por su situación epidemiológica, por la existencia de un ecosistema tecnológico público y privado fuerte y por la proximidad del Gobierno de Asturias a los diferentes agentes y partes interesadas.

La Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad impulsará, según ha indicado Sánchez, la prueba del modelo desarrollado por especialistas de los tres países, que fija los criterios que deben seguirse para lograr la trazabilidad de los positivos del coronavirus y ser capaces de aislarlos con mayor rapidez. El estándar comprende datos clínicos, poblacionales y de movilidad, que se recogerán a través de un dispositivo electrónico de uso personal y voluntario.

En las próximas semanas se fijará el ámbito donde se realizará el ensayo, un entorno controlado, y la tecnología que será necesario implementar. El consejero ha asegurado que no hay problema para este fin dado el amplio tejido del sector TIC con el que cuenta Asturias.

Comentarios