abogados

A través del RDL 11/2020 del 21 de marzo, el Gobierno decretaba una serie de medidas económicas y sociales con el objetivo de minimizar el impacto que la crisis del COVID-19 está teniendo sobre los ciudadanos. En esta batería de medidas nos encontrábamos con la suspensión de procesos de desahucio o del lanzamiento de los mismos. El objetivo de estas medidas es proteger a las familias más vulnerables.

Ahora bien, expertos como Jc Serrano Abogados, despacho especialista en desahucios, declara que en los próximos meses se podría incrementar el número de casos de desahucios en nuestro país. Esto será debido a la incertidumbre económica que vamos a vivir: la pérdida de empleos, la bancarrota de muchas empresas y la todavía lejana vacuna son algunos de los factores que nos hacen pensar que vamos por ese camino.

El artículo 1 del RDL establece que los procesos de desahucios deben ser comunicados a los servicios sociales. La suspensión extraordinaria del proceso se alargará hasta los 6 meses desde el momento de la entrada en vigor del RDL, del acto de la vista o después del lanzamiento.

¿Significa esto que se paraliza cualquier desahucio?

Esta es la pregunta que se ha trasladado a los expertos debido a lo común que era. El miedo era que la RDL permitiese que los desahucios fuesen recogidos en una especie de cajón desastre en el que se concentrase todo. Lo cierto es que la paralización está siendo general: aunque si bien es cierto que depende de la decisión que se tome desde los servicios sociales, estamos hablando de servicios que ya de por si estaban saturados.

Tendrán el papel de estudiar caso por caso, y esto llevará de más tiempo y de recursos que con los que se cuenta.

El RDL 7/2019 del 1 de marzo establecía un paquete de medidas para todos aquellos arrendatarios de alquileres. Estos procesos podrían declararse en suspensión por periodo de un mes o de 3 meses, en el caso de que estemos hablando de un demandante jurídico.

Estos cambios van a provocar una gran congestión en los Tribunales. Ya parece evidente que la recuperación del inmueble no se empezará a producir hasta que haya pasado, como mínimo, 1 año y medio, aunque el escenario más probable es que no se empiece a ver la luz hasta pasados 2 años.

Los abogados especializados en desahucios tienen claro que su presencia va a ser más importante que nunca. Ante esta incertidumbre provocada por la RDL, cualquier cosa podría pasar. Una vez que los servicios sociales hayan dictaminado sobre cada caso, podríamos enfrentarnos a una conclusión injusta, y sería entonces cuando nos haría falta la presencia de un experto en estos casos.

Si este también es tu caso, o si conoces alguna persona que lo estén pasado mal por esta situación, te recomendamos que tengas a mano el contacto de Jc Serrano Abogados. Harán mucho más llevadero esta difícil situación, dándonos el mejor asesoramiento posible y nos presentarán todas las alternativas existentes.

Comentarios