miércoles, 2 diciembre 2020 17:27

Ayuso dejará abierto Madrid si no le permiten cerrar la comunidad solo este puente

  • La presidenta de la Comunidad de Madrid quiere evitar restricciones más duras.
  • Su intención es controlar la movilidad en periodos de riesgo, como los fines de semana.
  • Sanidad pide más y quiere que cierre Madrid entero durante más tiempo.
  • El caos del estado de alarma gestionado por las comunidades autónomas no deja de hacer acto de presencia. Ahora, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pretende que se prolongue dicha situación excepcional durante seis meses. Los partidos de la oposición pretenden que sea menos, o que al menos Sánchez tenga la obligación de defenderlo y prorrogarlo cada dos meses, como poco. Sin embargo, hay una comunidad que se resiste a seguir el criterio que sugiere a base de imposiciones el Ministerio de Sanidad: Madrid. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quiere una fórmula intermedie que no colapse la economía. Y si no le dejan hacer lo que pretende, que es cerrar Madrid los fines de semana, Ayuso no cerrará las fronteras de su autonomía. Así de simple.

    Tal y como ha podido comprobar MONCLOA.COM, Ayuso tiene intención de buscar una solución que evite la propagación del virus por otras comunidades pero sin restringir de manera tajante la movilidad. Esto es, ahora que se aproxima un puente, por ejemplo, Ayuso optaría por cerrar las fronteras durante ese periodo para evitar males mayores, pero no entre semana, cuando muchos trabajadores necesitan libertad de movimiento entre comunidades.

    La presidenta autonómica busca que el Gobierno le permita aplicar esta fórmula intermedia. Sin embargo, desde Sanidad quieren que las restricciones sean tajantes y sin fisuras. Si se cierra la comunidad, que se cierre entera y durante un gran periodo de tiempo, como han hecho en otros países europeos. Sin embargo, Ayuso avisa: si no les dejan cerrar los viernes, sábados y domingos, Madrid no se cerrará. Sin más.

    Ya hay otras comunidades autónomas que han cerrado sus fronteras por completo para evitar que entren desde fuera otros visitantes. Por el momento, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Murcia, La Rioja, Navarra, Euskadi, Aragón, Asturias y Melilla, que han prohibido la entrada y salida de su territorio, con la vista puesta sin ir más lejos en el puente de Todos los Santos, que es este próximo fin de semana.

    No son los únicos, pues  ya hay otras comunidades autónomas que han puesto sobre la mesa esta posibilidad e imitarán a las anteriores para evitar que los contagios se disparen estos próximos días, pues España ya se aproxima a los 20.000 casos diarios. Comunidades como Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid se han reunido este miércoles para tratar de evitar el 1 de noviembre éxodos demográficos que se produjeron el pasado puente del 12 de octubre. Pero Madrid se ha desbancado de esta idea si no le dejan aplicar el modelo de cierre temporal los fines de semana.

    Esto se enmarca en el pulso que han mantenido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por aplicar las medidas a su modo. La única que parece mantener interés por la economía es Ayuso, pues el Gobierno apuesta por cierres tan radicales que supondrían el colapso de muchas empresas. Entre tanto, la Comunidad intenta evitar que los madrileños huyan de la capital este fin de semana y trata de compaginarlo con la necesidad de algunos trabajadores. Dura tarea.

    Por el momento, el estado de alarma que pretende aplicar Sánchez es de seis meses, pero las medidas a tomar recaerán solo sobre las comunidades autónomas, las cuales podrán elegir cuándo aplicar el toque de queda y otras restricciones concretas que ayuden a controlar la pandemia.