La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no colgará este año la bandera LGTB en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, tras la sentencia del Tribunal Supremo que determina que no es compatible ni con la Constitución ni con el marco legal vigente la colocación de banderas no oficiales en el exterior de los edificios públicos, aunque sea de forma ocasional, según han informado a Europa Press fuentes del Gobierno regional.

Por su parte, el vicepresidente, Ignacio Aguado, (Ciudadanos) sí ha colgado en la sede de su Consejería, en Pontejos, una lona con la bandera LGTB, con el lema ‘El orgullo de ser libre’. Además, Aguado ha presentado este lunes a primera hora el cambio de imagen del acceso a la estación de Metro de Chueca con motivo de la celebración del Orgullo 2020.

En el Ayuntamiento de la capital, que lidera José Luis Martínez-Almeida, también han decidido dar cumplimiento a la sentencia. El Palacio de Cibeles se ilumina con los colores del arcoíris y se ha instalado un circuito de banderolas con la campaña municipal del Orgullo desde la Puerta de Alcalá hasta Cibeles, que también está presente en marquesinas y mupis digitales por toda la ciudad.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha afirmaba esta mañana que le gustaría ver en la Puerta del Sol, sede del Ejecutivo autonómico, la bandera o pancarta del Orgullo LGTBi, si bien recalcó que es una decisión que compete a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso.

Mientras, la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha acusado a Aguado de “saltarse el estado de derecho” y actuar como el presidente catalán, Quim Torra, al colocar una bandera LGTB en el edificio de Vicepresidencia bajo el lema ‘El Orgullo de ser libres’.