Ayuso

Isabel Díaz Ayuso ha presentado su candidatura para el pleno de de investidura ante el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad. La candidata del PP considera que su formación cuenta con más apoyos y espera que Ciudadanos y Vox se pongan de acuerdo cuanto antes.

“Le he trasladado que de las opciones posibles la mía, la que encabeza el PP, es la que tiene prácticamente todas las posibilidades de salir adelante frente a la del PSOE, que concita más rechazos”, ha expresado en rueda de prensa, en la Cámara autonómica, tras reunirse con Trinidad en el marco de la ronda de contactos con las formaciones políticas.

Lo cierto es que Errejón ha hecho un último ofrecimiento a través de las redes sociales para posibilitar un gobierno de Gabilondo en el que ellos no estén presentes, y Ciudadanos ha mostrado su rechazo. Por lo que en ningún caso la izquierda parece estar cerca de alcanzar la mayoría absoluta en la sesión de investidura.

Díaz Ayuso queda ahora a expensas de la decisión del presidente de la Asamblea, que presumiblemente se decantará por ella. Esta misma tarde Juan Trinidad pondrá fecha al pleno y elegir a la persona que cuenta con mayores apoyos. La ‘popular’ entiende que sus negociaciones con Ciudadanos y Vox van en la buena dirección y que sus “síes están en camino”.

NO SERÁ FÁCIL CONTAR CON EL APOYO DE VOX

El acuerdo en multitud de ayuntamientos invita a pensar que PP, Ciudadanos y Vox terminarán por entenderse, pero lo cierto es que la formación de Santiago Abascal no tiene nada claro. En Granada se ha ‘pasado’ a la oposición y en Murcia, como en Madrid, ya ha amenazado con dar su voto negativo si el partido naranja se niega siquiera a negociar.

Ayuso ha tendido puentes y ha hablado con Aguado, con el que pronto cerrará un acuerdo de gobierno, y con Rocío Monasterio. Sin embargo, la compleja tarea de la candidata del PP pasa por aunar en un mismo documento las firmas de Ciudadanos y Vox. Algo por lo que de momento, los de Rivera, no pasan: no quieren que Vox entre en el gobierno de la Comunidad de Madrid.

Ayuso ha dejado claro que “esto no es un juego” y que cada vez que avanza el tiempo “se está paralizando un gobierno”. Por ello, ha apelado a “la responsabilidad” y ha hecho el símil de que en la autonomía hay “dos furgonetas”: una conducida por el candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, acompañado “por políticas sectarias de regresión” y otra por ellos donde están tendiendo la mano “a todo lo contrario”.

La candidata popular cree que “los votantes no entenderían que se dejara para septiembre lo que se puede tratar perfectamente ahora”. Así, ha apelado a la “responsabilidad” de ambas formaciones porque “hay tiempo de sobra hasta el 11” para acabar de negociar. “Si me apuran esta semana puede estar”, ha indicado. No obstante, Ayuso no descarta la posibilidad de firmar documentos por separado con cada partido.

Comentarios