El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha trasladado este jueves a la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, que el Ejecutivo tendrá que elegir entre dos vías “incompatibles”, pactar los Presupuestos con Esquerra y con Bildu o pactarlos con Cs, y ha afirmado que esta segunda opción es la que querrían la mayoría de los españoles y las instituciones europeas.

En rueda de prensa en la Cámara Baja tras reunirse con Calvo, Bal ha dicho que ha pedido “responsabilidad” a la vicepresidenta en relación con los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021 y que tanto él como José María Espejo-Saavedra, compañero suyo en la Ejecutiva de Cs también presente en el encuentro, le han dejado claro que no participarán en un acuerdo en el que estén también ERC y EH Bildu.

“Existen dos vías que son incompatibles. En esa foto final habrá unos Presupuestos con Ciudadanos o unos Presupuestos con los independentistas”, ha subrayado Bal, que, más allá del veto a Esquerra y Bildu, querría que las nuevas cuentas públicas se aprobaran con un amplio consenso parlamentario.

“Creo que la vicepresidenta ha entendido que son unos u otros, no los dos a la vez”, ha agregado, si bien ha dicho que durante la reunión no han hablado de la aritmética parlamentaria para ver qué otros grupos podrían apoyar los Presupuestos.

LOS INDEPENDENTISTAS BUSCAN “PRIVILEGIOS IDENTITARIOS”

En su opinión, lo que ERC y Bildu van a exigir al Ejecutivo a cambio de sus votos son “privilegios identitarios” y “desigualdad” territorial, “despreciando al resto de los españoles”. Buscan “el reconocimiento de sus prebendas políticas” y “les interesa una España débil y rendida”, ha añadido.

Así, ha indicado que unos Presupuestos respaldados por esos dos partidos nacionalistas incluirían unas concesiones “absolutamente inaceptables e intolerables para los españoles” y, por tanto, no podrían ser ese documento “responsable” que quiere Cs.

Concretamente, el diputado se ha referido a la aspiración de Esquerra de que se reconozca el derecho de autodeterminación de Cataluña y de que los líderes del ‘procés’ sean excarcelados, dos cuestiones que pretende llevar a la mesa de diálogo entre el Gobierno central y la Generalitat.

Por otro lado, Bal ha expresado su convencimiento de que “la inmensa mayoría de los españoles y Bruselas quieren unos Presupuestos con Ciudadanos” porque es “garantía de moderación, pragmatismo, centralidad e igualdad en todo el territorio nacional”.

Según ha explicado, su partido pretende que las cuentas públicas sirvan para aplicar los fondos europeos que España recibirá frente a la crisis del coronavirus y para impulsar reformas estructurales en el ámbito de la educación, la sanidad, la innovación, la digitalización, la despoblación o la reforma de la Administración.

LO IMPORTANTE ES “LA FOTO FINAL”

Por eso, los dirigentes de la formación naranja han pedido a Calvo que se lo pongan “fácil” para poder alcanzar un acuerdo y, para empezar, han solicitado que el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos presente ya, antes de que llevar al Congreso la senda de déficit y el techo de gasto, las cifras macroeconómicas que maneja para el próximo año. “Le he dicho que ya íbamos tarde”, ha comentado Bal.

A lo largo de la tramitación parlamantaria de los Presupuestos, que llevará un tiempo, Ciudadanos prevé que “pasarán muchas cosas” y que a veces dará la impresión de que el Gobierno va por un camino y otras veces va por otro. Pero “en lo que hay que pensar es en la foto final”, ha subrayado el diputado, afirmando que Cs se mantendrá “firme” hasta ese momento hasta ver a qué socios elige el Gobierno.

En el encuentro con la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Relaciones con las Cortes, ambas partes han coincidido en que este es “un momento de gran excepcionalidad” para España, con una crisis económica y social derivada de la pandemia, y que los partidos tienen que “estar a la altura de las circunstancias”. También han constatado, según Bal, que los canales de interlocución entre el PSOE y Cs “siguen funcionando bien”.

TREGUA POLÍTICA

En este contexto, Bal y Espejo han defendido “la necesidad de una tregua política”, abandonando los “reproches partidistas” para centrarse en resolver los problemas de los ciudadanos, lo cual incluye, a su juicio, poder aprobar unos Presupuestos.

En cuanto a la presencia de representantes de Podemos en la negociación, el portavoz parlamentario de Cs ha dicho que su partido nunca ha puesto “ningún veto” en este sentido y que no tendrán problema en explicarles sus planteamientos.

Eso sí, ha recordado que los Presupuestos “son competencia de la ministra de Hacienda”, la socialista María Jesús Montero, y que quien toma las decisiones en último término es el presidente, Pedro Sánchez.

Por último, Bal ha señalado que han trasladado a Calvo la necesidad de investigar en el Congreso los casos de corrupción “de todos los partidos”, tanto la del PP en la ‘Operación Kitchen’ como la que afecta a Podemos. “Le he pedido que el PSOE no vuelva a bloquear en la Mesa la comisión de investigación sobre la financiación irregular de Podemos”, ha dicho.