El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha restado importancia a las palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre su partido, al que ha vinculado con el PP y con Vox, pero ha subrayado que el Ejecutivo deberá elegir si pacta los Presupuestos con la formación naranja o con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), porque con los dos a la vez no podrá ser.

“No le he concedido la menor importancia”, ha dicho Bal en declaraciones a esRadio, sobre las palabras de Sánchez este miércoles en el Pleno de la Cámara Baja, donde ha afirmado que la formación de Inés Arrimadas “no ha salido de la foto de Colón” que protagonizó con el PP y Vox.

El presidente ha respondido así al portavoz de ERC, Gabriel Rufián, cuando éste le ha reclamado que elija con quién quiere aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2021, si con su partido o con Cs. Además, Sánchez ha animado a ERC a negociar unas cuentas públicas “progresistas” superando las trincheras ideológicas.

Bal ha indicado que en Ciudadanos no se van a dejar “distraer del objetivo principal”, que es “arrimar el hombro” y negociar con el PSOE los Presupuestos para poder aportar soluciones a los problemas de los españoles.

Por ello, Cs no va a caer en “provocaciones y discusiones que no llevan a nada”, según ha manifestado, insistiendo en que en un momento como el actual, con la pandemia del coronavirus y la crisis económica y social, debe haber “relaciones de cordialidad” entre los distintos grupos parlamentarios para poder llegar a acuerdos.

CANALES DE INTERLOCUCIÓN ABIERTOS

El portavoz parlamentario ha asegurado que su partido tiene abiertos “todos los canales de interlocución con el PSOE en distintos niveles” con el fin de empezar a dialogar sobre los Presupuestos de 2021. De momento, en Cs están a la espera de que el Gobierno les llame y todavía no han intercambiado documentos, según han dicho fuentes de la dirección nacional.

Tampoco la formación naranja ha trasladado a la Moncloa o al PSOE sus propuestas o medidas, ya que primero quieren saber de cuántos ingresos dispondrá el Estado para el próximo año, algo que suponen difícil de calcular por la situación generada por el coronavirus.

Según ha explicado Bal, Ciudadanos se sentará a hablar de los PGE con el Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos porque lo considera “una obligación” para tratar de superar la crisis actual lo antes posible.

NI “PRIVILEGIOS TERRITORIALES”, NI MEDIDAS “POPULISTAS”

A cambio, espera que el Gobierno que presente un borrador para unos Presupuestos “moderados, centrados, pragmáticos, que aporten soluciones y que huyan de privilegios territoriales e identitarios y de soluciones populistas”.

Cs tampoco aceptaría que se subieran los impuestos “de forma generalizada e indiscriminada” de forma que “ahoguen a las clases medias y trabajadoras, a los autónomos y a los pequeños y medianos empresarios, según ha dicho Bal. “Nosotros no vamos a renunciar a nuestros principios”, ha subrayado, añadiendo que estas condiciones las tienen “claras” en el PSOE.

En este contexto, ha dejado claro que la hipótesis de que los Presupuestos cuenten a la vez con el respaldo de Cs y el de ERC es “absolutamente imposible”, porque estos partidos están “en las antípodas el uno del otro”. “No hay dos vías paralelas”, “solamente existe una vía”, ha afirmado, instando a Sánchez a “elegir” qué tipo de cuentas públicas quiere aprobar y con qué apoyos.

Comentarios