villarejo bbva
El BBVA deberá declarar un tercer día como imputado en la Audiencia Nacional.

Al BBVA no le han bastado ocho horas y media para explicar los contratos millonarios que durante más de una década cerró con el excomisario José Manuel Villarejo. La fecha aún no ha sido fijada, pero el banco deberá continuar un tercer día con el interrogatorio en calidad de imputado en la Audiencia Nacional.

Tal y como confirmaron fuentes presentes en la última declaración, que tuvo lugar el pasado jueves, el director de los servicios jurídicos de la entidad financiera en España, Adolfo Fraguas —quien está ostentando la representación de la persona jurídica del BBVA— ha estado contestando de manera extensiva a las preguntas del Ministerio Público que, sin embargo, necesita dilatar su interrogatorio durante al menos una sesión más para tratar de esclarecer los hechos.

Según explicaron fuentes jurídicas, entra dentro de lo habitual que la declaración de una persona jurídica se alargue más que la declaración de una persona física, porque la primera ha de responder por toda una entidad, que aunque, efectivamente, actúe como una única persona jurídica, está integrada por muchas personas físicas que pueden comportarse de distinta manera.

Fraguas, en calidad de representante legal, no ha seguido el ejemplo de otros cargos y excargos del BBVA que en lo que lleva abierta esta pieza, desde el pasado mes de agosto, han decidido no prestar declaración como investigados amparándose en el argumento de que la pieza está bajo secreto.

BBVA

El juez imputa al BBVA por el ‘caso Villarejo’

Manuel García Castellón, juez de la Audiencia Nacional, ha decidido imputar como persona jurídica al BBVA, por los presuntos delitos de cohecho, revelación de secretos y corrupción en los negocios relacionados con una operación de espionaje encargada en 2004 a José Manuel Villarejo, comisario jubi...

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Manuel García Castellón, imputó el pasado mes de julio por los presuntos delitos de cohecho, revelación de secretos y corrupción en los negocios al BBVA como persona jurídica en la pieza separada número 9 de la macrocausa Tándem, que ya cuenta con 19 líneas de investigación diferentes que indagan sobre los presuntas actividades irregulares del excomisario Villarejo.

De este modo, el juez aceptó la petición realizada por la Fiscalía Anticorrupción de investigar si el banco habría encargado el espionaje a diferentes personas contratando los servicios de Cenyt, grupo empresarial de Villarejo.

¿ESTABA AL TANTO AL EXCÚPULA DEL BANCO?

Aunque de acuerdo con las fuentes consultadas por diversos medios, Fraguas señaló al exjefe de Seguridad del grupo Julio Corrochano y al exdirector de Riesgos Antonio Béjar como responsables de los contratos con el excomisario —que parece están siendo las cabezas de turco en todo este asunto— , este indicó que la antigua directiva del banco, con Francisco González a la cabeza, habría estado al tanto de estas operaciones.

Algo que sustentan las grabaciones difundidas por MONCLOA.COM y que fueron artífices de la apertura de esta pieza judicial. En esos audios aparece cómo Corrochano y Villarejo atribuyeron a FG haber dado instrucciones personales para que, a través del entonces jefe de Seguridad, se encargaran trabajos al antiguo policía.

De acuerdo con la versión que se desprende de esos documentos sonoros, el expresidente del BBVA derivaba a otras personas hacia Corrochano con la intención de que terminaran contratando a Villarejo.

Además, en otro audio divulgado por este periódico se pone de manifiesto que el exconsejero delegado del banco Ángel Cano también estaba al corriente de los trabajos del excomisario.

Cano BBVA

“Ángel, mi director, lo ve así también”: El audio que delata al exconsejero delegado del BBVA

Ángel Cano, exconsejero delegado del BBVA, estaba presuntamente al corriente del trabajo del excomisario José Manuel Villarejo para este banco. "Ángel, mi director, lo ve así también", le dijo en una ocasión el jefe de seguridad del banco, Julio Corrochano, a Villarejo, mientras analizaban la forma ...

Ambos exdirectivos fueron citados en calidad de investigados en el marco de esta causa pero, mientras que Cano se negó a declarar cuando fue citado por García Castellón el pasado mes de julio, González sí se prestó a contestar al interrogatorio la semana pasada.

FG aseguró en su declaración, que se alargó durante cerca de tres horas, que se enteró a través de la prensa de la existencia de contratos entre la entidad y las empresas de José Manuel Villarejo en mayo de 2018, cuando MONCLOA.COM destapó esta información.

Además, defendió la “ejemplaridad” del banco que presidió durante casi dos décadas sin perjuicio, apostilló, de que ciertas personas de forma individual pudieran haber actuado de forma irregular.

CÓMO EMPEZÓ TODO

La pieza secreta número 9 se abrió tras las primeras publicaciones que realizó MONCLOA.COM de forma conjunta con El Confidencial en enero de 2019 sobre los trabajos encargados por el BBVA a Villarejo.

El primer trabajo que habría realizado el excomisario, en prisión preventiva desde noviembre de 2017, para el entidad se denomina Proyecto Trampa. El principal cometido de este proyecto, como evidencian las informaciones de este periódico, fue encontrar aspectos negativos de personas a las que el comisario catalogó como “grupo hostil” (GH) y que formaban parte del núcleo de la operación de la constructora Sacyr para hacerse con el control del BBVA.

Posteriormente vendrían otros trabajos como el de la “acción final” en el edificio Windsor o Proyecto Fish, una operación de hostigamiento contra el constructor Fernando Martín en 2009, actividades que en total habrían reportado a Villarejo hasta 10 millones de euros.

 

Comentarios