parejas

¿Te imaginas tener varias parejas? Es algo que aún es tabú en la sociedad. Sin embargo, conforme va pasando el tiempo, cada vez hay más personas receptivas hacia el pensamiento de que el poliamor es posible. Y es que, aunque nos hayan educado en ciertos ámbitos, siempre los podemos ir cambiando.

De hecho, seguro que aún tenemos más ganas de hacerlo cuando veamos todos los beneficios que nos puede aportar el no ser una persona monógama. No solo a nivel sexual, que también, sino a niveles de autoestima, confianza y otros parámetros saludables que deben darse en cualquier relación que se precie.

Si es un tema que te resulta interesante, ahora lo será más. Descubre los beneficios de tener varias parejas.

Empecemos por lo importante: beneficios del sexo

beneficios sexo

Cuando hablamos de tener una o varias parejas, nuestra mente, en lo primero que piensa, es en el sexo. Y es que, por supuesto, ya sabemos todos los beneficios que este puede traer a nuestras vidas. Por tanto, practicarlo más será aún mejor.

La actividad sexual es capaz de liberar hormonas que tienen como objetivo mejorar nuestros niveles de concentración. Además, también mejoran el tiempo de reacción ante los estímulos, dejando a un lado la depresión y el estrés. Dormimos mejor, nuestros huesos se fortalece y los problemas cardíacos disminuyen.

Si esto sucede solo cuando tenemos una pareja, imagina todos los beneficios que nos puede aportar el tener varias. Sí, todo esto termina multiplicándose.

Cuantas más parejas, más salud

parejas salud

Cuantas más parejas tengamos, más saludables estaremos. La práctica sexual hace que nos podamos incluso curar de algunas patologías y enfermedades, así como que las podamos prevenir. Por eso, los especialistas del poliamor lo tienen claro: debe convertirse en un nuevo modelo.

Si son las mujeres las que tienen más amantes, esto puede ser doblemente productivo. De forma general, ellas son las que menos satisfechas se encuentran a nivel sexual, por lo que puede ser un empuje para solucionar esto.

Además, también podrá ser una forma de buscar nuevas experiencias, tanto en solitario como en pareja. Para poder llevarlo a cabo, lo primero que debemos hacer es romper con ese condicionamiento cultural y social que nos está limitando. Si queremos probar, la monogamia debe quedar en el pasado.

Amar a varias personas a la vez

amar varias personas

Con los datos en la mano, es completamente posible el poder amar a varias personas a la vez. Es decir, tener varias parejas no es algo que sea complicado ni mucho menos imposible. Según algunas investigaciones, el 21% de nosotros nos veremos dentro de algún tipo de poligamia consensuada.

Además, sobre el 5% de las personas se encuentra en una relación en la que no hay solo dos personas ya en estos momentos. La pregunta que surge aquí también puede ser clave: ¿Se puede amar a dos o más personas al mismo tiempo?

La respuesta debería ser tan clara como la cuestión: . Igual que podemos tener varios hijos y querer a todos por igual, también podemos querer de esa misma forma a varias personas que tengamos a nuestro alrededor. Mucho más en el caso de que sean nuestra pareja.

Parejas abiertas: confianza y diversión

parejas abiertas

Cuando hablamos de las relaciones, si hay una cosa que nos gusta es el poder practicar y descubrir cosas nuevas. Nos atrae lo espontáneo y en lo que no tenemos que pensar demasiado. Si tenemos varias parejas y conocemos a otra persona, no tendremos que fingir. Además, podremos comunicarlo de forma natural, explicando que hemos conocido a alguien nuevo y que no haya ningún problema.

El pensamiento monógamo es el que nos está llevando a pensar de esa forma romántica que se nos muestra en el cine o los libros. Esa idea de que debemos dejarlo todo por nuestra pareja. Sin embargo, en la realidad esto no está tan claro. Las parejas poliamorosas también discuten o sienten celos, pero mucho menos que las demás.

Recogiendo más datos sobre esta nueva vertiente del amor y el sexo, parece que el 48% de las personas creen que es posible amar a una pareja y ser infiel. En materia de géneros, el 64% de los hombres y el 78% de las mujeres reconoce que la infidelidad ha tenido hasta efectos positivos en sus parejas. Hablando de infidelidad, el hecho de tener un amante refuerza la autoestima o disminuye la falta de entendimiento de los encuestados.

A más parejas, más potencial sexual

parejas potencia sexual

Si volvemos al tema de los géneros, parece que, en el caso de los hombres, llevan a cabo una infidelidad para que suba la adrenalina cuando saben que están haciendo algo que, a ojos de la sociedad actual, está totalmente prohibido.

Tienen amantes para dejar a un lado la rutina y tendrían varias parejas en una relación de poliamor para poder disfrutar de una relación en la que las exigencias sean mínimas. No es cierto que en este tipo de relaciones el compromiso no exista, pero sí que es cierto que se entiende de forma mucho más abierta.

Lo mismo sucede a nivel sexual. El hecho de tener varias parejas desarrollará todo nuestro potencial sexual. Además, contribuirá a que tengamos más comprensión por diferentes prácticas y puntos de vista.

Posturas en contra

posturas contra

Como es lógico, tampoco son todas las personas las defensoras de tener más de una pareja. Existen muchas posturas en contra de las relaciones poliamorosas y, obviando los beneficios que esto produce, son completamente respetables.

Algunas de estas ideas es que el hecho de tener varias parejas es más una moda capitalista, al igual que sucedió con la liberación sexual, que alto que realmente pueda sostenerse, durar e incluso funcionar en una largo espacio de tiempo.

Según estas posturas, esto es una forma de excusar el individualismo emocional, así como el egoísmo. Piensan que, en realidad, las personas que dicen amar a muchas otras, en el fondo, no son capaces de amar a ninguna. Estas son utilizadas como objetos de consumo que son fáciles de sustituir por otras. Sea como fuere, lo cierto es que cada uno es libre de elegirlo y, expuestos los beneficios, la decisión es solo tuya.