La Junta de Castilla y León ha declarado este miércoles un brote de COVID-19 en Zamora capital, con cuatro positivos y otras 25 personas en fase de estudio de contactos.

Según ha indicado la Dirección General de Salud Pública, el Servicio Territorial de Sanidad está realizando las respectivas encuestas epidemiológicas a los entornos familiares, sociales y laborales.

La situación del brote se encuentra “controlada”, si bien tanto los positivos como los contactos deberán mantener las medidas de aislamiento domiciliario y las derivadas de la normativa sanitaria.

La Junta de Castilla y León ha apelado a la responsabilidad individual y colectiva de los ciudadanos para que cumplan las medidas básicas de distancia social, higiene de manos y uso obligatorio, con carácter general, de la mascarilla en vías públicas, “con el fin de evitar situaciones que pudieran suponer riesgo de contagios y rebrotes de la enfermedad”.

“Desde la Delegación Territorial de la Junta en Zamora se facilitarán, a medida que se produzcan novedades reseñables, las oportunas actualizaciones informativas sobre la situación epidemiológica”, concluye la Junta a través de un comunicado recogido por Europa Press.

Comentarios