La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha reafirmado el compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha con la educación concertada y ha lamentado que la portavoz del PP en las Cortes, Lola Merino, haya subido a la tribuna de las Cortes a contar una película con un final “catastrófico” y “en blanco y negro” porque habla de una diferenciación entre un tipo de alumnos y otros.

Ha sido durante el debate general sobre el papel que desempeña la escuela concertada en la educación de Castilla-La Mancha, presentado por el Grupo Parlamentario Ciudadanos, donde la consejera ha vuelto a tomar la palabra para, esta vez, insistir en que el Gobierno regional realizará un reparto “igualitario” entre los centros públicos y los concertados de los fondos estatales contra el COVID-19.

Rodríguez ha dejado claro a la portavoz del PP que desde su Consejería “en ningún momento” se ha atentado contra un derecho tan fundamental como es el derecho a la educación, al tiempo que le ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha no hace distingos entre unos alumnos y otros y “menos lo hace por razones religiosas”.

Ha explicado que de los 421.000 alumnos que tiene Castilla-La Mancha, 57.414 pertenecen a la escuela concertada, es decir, un 14,83 por ciento. Alumnos que, según ha recalcado la titular de Educación, tienen los mismos derechos que el resto de estudiantes de la región.

Finalmente, ha negado que el Gobierno socialista haya dado “la espalda” a la enseñanza concertada y para corroborar su afirmación ha informado de que el Ejecutivo de Emiliano García-Page ha aumentado en un 11 por ciento los conciertos educativos y ha mejorado las condiciones del profesorado, algo que es “una realidad”.

PP: EL PSOE DE SÁNCHEZ Y PAGE SON LO MISMO

De su lado, la portavoz del Grupo Parlamentario Popular ha señalado que el PSOE de Pedro Sánchez y el PSOE de Emiliano García-Page “son lo mismo”, recordando que el presidente castellanomanchego, ante notario, adquirió el compromiso de reducir progresivamente la financiación pública de la educación concertada y garantizar la disponibilidad de plazas en la educación pública.

Ha lamentado que el PSOE haya aprovechado la comisión de la reconstrucción social y económica de España y de Castilla-La Mancha, donde se tienen que debatir medidas para paliar los “zarpazos” de la pandemia del coronavirus, para dar a conocer “lo que realmente son” y “atacar” a la educación concertada, ha criticado.

El PP no se fía de que García-Page vaya a repartir en igualdad de condiciones los fondos estatales contra el COVID-19, ya que sus diputados en el Congreso han votado –ha asegurado– lo contrario de lo que él ha indicado en Castilla-La Mancha. “Así son ustedes, dicen una cosa aquí y otra en Madrid”, ha señalado.

Finalmente, Merino ha pedido garantizar el derecho a la educación y a la libertad de enseñanza en Castilla-La Mancha, garantizar el derecho de los padres y las familias a elegir el tipo de educación y el centro educativo donde escolarizar a sus hijos y garantizar que los fondos económicos del COVID-19 que reciba o destine el Gobierno regional a la educación se distribuyan en igualdad de condiciones a todos los centros educativos sostenidos con fondos públicos, “sin que exista ningún tipo de discriminación hacia la educación concertada”.

CS Y EL DISFRAZ DE CENTRISTA DE PAGE

De su lado, la portavoz de Cs en las Cortes, Carmen Picazo, ha declarado que al “disfraz de centrista” García-Page se le están “viendo las costuras” y ha criticado al PSOE por su afán de “politizarlo” todo y de dividir a la sociedad, ahora con el debate de la concertada y los fondos COVID-19.

Así, ha pedido incluir a la enseñanza concertada dentro de la inversión recogida en los fondos provenientes del Gobierno central del Plan para la Reconstrucción Social y Económica, asegurando la supervivencia de los centros concertados en favor del profesorado, los alumnos y de las familias que eligen la enseñanza concertada como modelo educativo.

También ha propuesto incluir al alumnado de la enseñanza concertada en el Plan de Refuerzo recogido dentro del Acuerdo Político para la Recuperación de Castilla-La Mancha post COVID-19 firmado por el Gobierno, el PSOE y Ciudadanos.

Por último, ha solicitado apoyar en las mismas condiciones que a la enseñanza pública los programas de enseñanza online y la distribución de equipos digitales a los estudiantes que carecen de ellos o no disponen de material digital suficiente para realizar un seguimiento adecuado de actividades educativas en condiciones de limitación de la enseñanza presencial.

PSOE

Por otro lado, el diputado del PSOE Pablo Camacho ha defendido la propuesta de resolución de su grupo, que insta al Gobierno a continuar fortaleciendo y blindando la enseñanza pública, así como a continuar con el mantenimiento de la enseñanza concertada sostenida con fondos públicos.

También pide destinar parte de los fondos provenientes del Estado a la enseñanza concertada, para sufragar los gastos en la reapertura de los centros educativos tras la pandemia.

Ha insistido en que el Gobierno de Castilla-La Mancha está comprometido con toda la educación, con la pública “por supuesto”, pero también con la concertada porque “ambas son educación y ambas están sufragadas por dinero público y están a disposición de los castellanomanchegos”.

Comentarios