La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha afirmado este miércoles que la mesa de diálogo sobre Cataluña entre el Ejecutivo central y la Generalitat seguirá adelante sin el presidente catalán, Quim Torra, en el caso de que el Tribunal Supremo confirme su inhabilitación.

“Si el señor Torra es finalmente inhabilitado, no se podrá sentar en ninguna mesa, pero esa mesa existirá. Porque para este Gobierno no es un elemento estratégico, es una convicción profunda de la que hemos dado pruebas más que suficientes”, ha declarado en una entrevista en Onda Cero.

Calvo ha insistido en que el Ejecutivo de Pedro Sánchez seguirá ocupándose de Cataluña en el día a día porque considera que es su problema y su responsabilidad, pero siempre hará política “dentro de la legalidad”.

“La mesa existe por encima de cada uno de los que la componemos. Y si algún miembro no se puede sentar porque está inhabilitado, la mesa, el diálogo, el encuentro y la oportunidad, a través de la política, de que Cataluña salga de la situación que tiene continúa vigente, con la convicción absoluta de este Gobierno”, así que “nos sentaremos los que nos corresponda”, ha insistido.

“NADIE INCUMPLE LA LEY EN ESTE PAÍS”

Sobre la posibilidad de que el Tribunal Supremo falle en contra de Torra –que ya fue condenado a un año y medio de inhabilitación en diciembre de 2019 por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por un delito de desobediencia– y que el presidente de la Generalitat no acate la decisión, Calvo ha dicho que no sería la primera vez que lo hiciera, pero que “ojalá no ocurra” esta vez.

Además, “eso no se puede hacer en un Estado de Derecho”, ha advertido la vicepresidenta, que ha indicado que en ese caso, el presidente de la Generalitat deberá responder ante la Justicia. “Nadie incumple la ley en este país, si es que ya lo hemos vivido”, ha recordado, añadiendo que un desacato por parte de Torra “no le sirve a Cataluña para nada”.

Comentarios