Las islas Canarias han recibido unos 710 migrantes a bordo de un total de 22 pateras y cayucos desde la madrugada del pasado viernes, siendo la última una embarcación irregular que arribó al Muelle de Arguineguin (Gran Canaria) en la noche de este sábado con 18 personas.

Según un recuento elaborado con datos facilitados por Cruz Roja y el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 112, en la madrugada y primera hora de ayer viernes fueron 384 los migrantes que llegaron a diferentes puntos de las islas en 14 pateras.

Ya durante la tarde, Salvamento Marítimo interceptó otras tres pateras con un total de 50 migrantes -15 en la primera, otros 15 en la segunda y 20 en la tercera- cuando se dirigían a Gran Canaria. En este sentido, una embarcación del organismo estatal trasladó a todos ellos hasta el Muelle de Arguineguín, siendo atendidos a pie de puerto, todos en aparente buen estado de salud.

Posteriormente, también Salvamento rescató un cayuco con 112 migrantes de origen magrebí, entre ellos 35 menores de edad, y los llevó hasta el Muelle de Los Cristianos, en Tenerife, todos en buen estado.

Sobre las 20.00 horas, otro cayuco con más de 100 personas fue rescatado en la zona de Punta Rasca (Tenerife) y trasladado también hasta Los Cristianos.

Mientras, aproximadamente a la misma hora, aunque esta vez en la isla de Lanzarote, llegaban unos 40 migrantes que fueron interceptados en una pateras al norte de la isla. Al mismo tiempo, una embarcación irregular arribó por sus propios medios a la Playa de Las Salinas, en la isla de Fuerteventura, con 6 personas en su interior.

Por último, en la madrugada de este sábado llegó la ya mencionada pateras con 18 migrantes al Muelle de Arguineguín, todos en aparente buen estado de salud.