clases Murcia

La consejera de Educación del Gobierno de Canarias, Manuela Armas, ha admitido que el protocolo que se ha preparado para la vuelta a las clases “ha llegado tarde”, pues Canarias es la séptima comunidad autónoma que presentó este protocolo; no obstante, aclaró que en ninguna otra región hubo un cambio de consejera.

Así lo ha señalado en una interpelación parlamentaria, a petición del Grupo Nacionalista Canario, acerca de la problemática de los centros educativos ante el reinicio del curso escolar universitario y no universitario y las medidas a adoptar para diseñar el modelo y su planificación.

En su intervención, la consejera recordó que el protocolo que ha elaborado la Consejería incluye aspectos comunes a todos los centros como la organización de las clases, cómo va a ser el transporte, el comedor o la limpieza, si bien apuntó que cada centro tendrá que elaborar su propio plan de contingencia.

Manuela Armas remarcó que la parte sanitaria del protocolo es “exclusivamente sanitaria”, por lo que “poco se puede consensuar con nadie”, e insistió una vez más en que la Consejería va a “inyectar” un numero “importante” de profesores, sobre todo en Primaria, para reforzar el inicio del curso.

Asimismo, anunció que la Consejería va a aumentar el numero de auxiliares de comedor y añadió que las aulas que se tengan que reconvertir van a contar con el asesoramiento de la Consejería de Sanidad.

Por su parte, la diputada Beatriz Calzada mostró su preocupación por la “falta de claridad y efectividad” en las decisiones que se están tomando por parte de la Consejería respecto al inicio de las clases, sobre todo después del “caótico” cierre del curso anterior, cuya gestión se caracterizó por la “falta de directrices, órdenes contradictorias y desafortunadas decisiones” del equipo anterior.

Incidió en que la principal tarea de la Consejería con respecto a la vuelta a las clases era la búsqueda de espacios “y es justo lo que no han hecho”. Incidió en que hay que reubicar al alumnado que no quepa en las aulas y los centros y criticó que Educación vuelva a pasar la “papa caliente” a los equipos directivos.

Comentarios