El líder de Cs en Cataluña, Carlos Carrizosa, ha tachado de precipitadas las medidas sanitarias anunciadas este miércoles por el Govern para frenar los contagios de Covid-19, como el cierre de bares y restaurantes, y ha criticado que “se han tomado sin consultar a nadie”.

En una entrevista este jueves en TV3, ha reprochado que ha habido una falta de diálogo y que las medidas afectarán “a 170.000 personas”, sobre todo de pequeñas empresas y autónomos, y ha sostenido que más del 20% de los que cierren podrían no abrir de nuevo.

Ha asegurado que la medida es indiscriminada, porque considera que no es lo mismo un bar en Gandesa (Tarragona) que en el barrio del Eixample de Barcelona, y ha defendido que “responden más a medidas efectistas y a la pugna de ERC y JxCat, y a la pulsión con el Gobierno del Estado”.

También ha criticado que las primeras tareas del nuevo conseller de Empresa y Conocimiento, Ramón Tremosa, “no están siendo pacíficas y consensuadas”, y ha recordado que su partido le dijo que tenía la mano extendida para hablar de cuestiones que afectasen al trabajo de los ciudadanos, pese a que ha reconocido que están en las antípodas ideológicas.

Carrizosa ha negado que el Govern se haya guiado por criterios técnicos para tomar estas decisiones y ha reprochado que no hayan anunciado refuerzos para el transporte público, mientras se cierran los bares en poblaciones “con riesgo de contagio cero”.

No se han hecho los deberes”, ha subrayado el líder de los naranjas catalanes, que ha reprochado que la Generalitat haya ofrecido 40 millones de euros de ayudas cuando, según él, las pérdidas serán de 1.000 millones.

Ha defendido que el gobierno de la Comunidad de Madrid es sólido y está gestionando “con la solidez que se puede pedir a un gobierno”, y ha defendido que el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha hablado con el Gobierno para actuar en base a criterios técnicos.

Ha censurado que la Generalitat no haya hablado con el Gobierno sobre los ERTE a las personas que se quedarán sin trabajo por las medidas anunciadas: “¿Por qué no lo han hablado antes? ¿Por qué no tienen una comunicación fluida?”.

Ha asegurado que en Cs están “contentos” de que no se haya producido un bloqueo en las instituciones catalanas tras la inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y en principio haya elecciones el 14 de febrero.

Ha insistido en que su apuesta es presentarse a los comicios con una coalición “lo más grande posible con partidos constitucionalistas“, y ha añadido que el PSC se niega de momento a ir con Cs y PP, pero que los naranjas no renuncian a ir juntos.

Preguntado por cómo leerá el resultado de las elecciones si las fuerzas independentistas superan el 50% de los votos, Carrizosa ha criticado que esto es “un nuevo invento para movilizar las bases” del independentismo, y ha dicho que le sorprende que ahora reconozcan que hicieron la declaración unilateral de independencia sin contar con más del 50% del apoyo de los catalanes.

“La magnitud del desprecio a más de la mitad de la población siempre ha sido cósmica por los líderes independentistas”, ha afirmado Carrizosa, que ha apuntado que cualquier mayoría que obtengan no les servirá para modificar la Constitución ni el Estatut.

Sobre los Prespuestos Generales del Estado (PGE), Carrizosa ha explicado que Cs está dispuesto a hablar con el Gobierno del PSOE y Podemos, pero considera que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, debe elegir entre ERC y Bildu o Cs: “De momento no nos levantamos de la silla, estaremos allí a ver si podemos influir en los Presupuestos”.