El líder del PP, Pablo Casado, ha acusado este viernes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de poner el foco en la Comunidad de Madrid y en las autonomías gobernadas por el PP cuando, según ha recalcado, la legislación vigente señala que al Ministerio de Sanidad corresponde “el mando único” en caso de pandemia. Por todo ello, ha afirmado rotundo que lo que está viendo en esta segunda oleada del Covid-19 es un “ejemplo de cobardía, irresponsabilidad y deslealtad que no se ha visto en ningún otro país”.

Así se ha pronunciado Casado en la clausura de las jornadas online ‘Centrados en Europa’ organizada por la fundación FAES y en las que ha estado acompañado por el expresidente José María Aznar. Justo este mediodía se ha confirmado que Sánchez y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se verán el próximo lunes para abordar el avance del Covid-19 en la región.

EL GOBIERNO DE SÁNCHEZ, “A LA COLA DE TODO EL MUNDO”

Durante su intervención vía telemática, el presidente de los ‘populares’ ha afirmado que la pandemia se está “ensañando” con los gobiernos nacionales que “peor” la están gestionando y ha afirmado que el de Pedro Sánchez está “a la cola de todo el mundo”.

“Digo nacionales porque las epidemias y pandemias son de responsabilidad exclusiva de los gobiernos estatales, por mucho que la coalición del PSOE y Podemos pretendan derivar su negligencia a las comunidades autónomas y por mucho que aliente que la opinión pública solo ponga el foco en las que gobierna el centro-derecha”, ha enfatizado.

En este sentido, ha subrayado que la legislación en vigor en España mandata “taxativamente” al Ministerio de Sanidad “el mando único sanitario en caso de pandemia”. “Y lo que estamos viendo en esta segunda oleada es todo un ejemplo de cobardía, irresponsabilidad y deslealtad que no se ha visto en ningún otro país”, ha proclamado.

Casado ha acusado a Sánchez de moverse en la “propaganda” y le ha pedido que aparque “toda esperanza de acabar con la alternativa del PP”. Tras aludir al empeoramiento de previsiones para España de diferentes organismos internacionales, ha asegurado que el Gobierno en vez de aceptar los pactos que le ofrece el PP se dedica a “atacarlo con un uso perverso de las instituciones del Estado”, en alusión a la Fiscalía General.

UNA SOCIEDAD “MENOS LIBRE Y MÁS DEPENDIENTE”

Asimismo, Casado ha afirmado que hay un “claro deseo” en el Gobierno y en sus socios de “aprovechar la crisis y los recursos europeos” para “reformar la sociedad y no el Estado”, de forma que “la sociedad sea menos libre y más dependiente” y “sirva a un Estado más pesado y más poderoso”. “No me voy a sumar a esa apología del socialismo con motivo de la pandemia del coronavirus”, ha avisado.

Dicho esto, ha subrayado que España lo que necesita es reformar el Estado para que sea “más ágil y fuerte” para que sirva a una sociedad “más libre, más justa, más activa y menos dependiente”. A su entender, eso es lo que Europa necesita “a cambio de la ayuda” que va a prestarle.

Por todo ello, ha pedido “acelerar y profundizar” en la agenda de reformas que lleva pendiente “demasiado tiempo” en vez de “asumir sin más la agenda contrarreformista” que, a su juicio, “algunos pretenden imponer aprovechando el impacto de la crisis”. Según ha avisado, si no hay reformas ese impacto “se hará permanente” después de las “terribles” previsiones económicas que se están publicando y que evidencian que la crisis del Covid “no está siendo simétrica” en la cifra de contagios y fallecidos.

LA NEGOCIACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS

En cuanto a la ronda del Gobierno para hablar de los Presupuestos, Casado ha subrayado que la Comisión Europea ha expuesto que no eran necesarios los PGE para la obtención de los fondos y ha criticado que negocie las cuentas públicas con “separatistas y batasunos”. “No se puede decir que se negocia un proyecto económico bueno para Europa, mientras se negocia un proyecto de destrucción para España”, ha aseverado.

Casado ha recriminado al actual socialismo que “voluntariamente” se haya puesto en manos de voluntariamente se ha puesto en manos de”radicales, separatistas y populistas”. En este punto, ha denunciado la contradicción en la que se encuentra el Gobierno, que “pretendehacer creer que busca acuerdos europeístas con el PP, mientras desarrolla acuerdos antieuropeístas con sus socios reales”.

“Hoy estamos otra vez ante una encrucijada nacional: permanecer como miembros activos e importantes del proyecto europeo o volver a convertirnos en un problema, ser irrelevantes en la toma dedecisiones y dependientes económica y políticamente”, ha advertido, para añadir después que España “puede y debe hacer más”.

Así, ha dicho que España “sabe y quiere hacer mucho más que acudir a pedir ayuda después de cada fracaso socialista”. “Si el actual Gobierno de España esperase obtener en Bruselas el éxito queno encuentra aquí para sus maniobras de distracción y sus manipulaciones grotescas, se equivocaría gravemente. Dañaría a España y dañaría a Europa. Pero me temo que eso es exactamente lo que pretende”, ha manifestado.

LA “BATALLA DE LAS IDEAS” Y LA “GUERRA CULTURAL”

Por otra parte, Casado ha agradecido a FAES que siga “abanderando la necesaria batalla de las ideas frente a los enemigos de la libertad” y se centre en librar la “guerra cultural frente a esa falsa superioridad moral de la izquierda”.

En este punto, se ha reafirmado en esa tesis porque es “fundamental para recuperar el rumbo de la nación” y ha subrayado que ésa fue propuesta que hizo hace poco más de dos años ante el Congreso extraordinario que le eligió líder del PP.

De esta forma ha respondido de forma velada a Cayetana Álvarez de Toledo, quien afirmó públicamente, tras su destitución como portavoz del Grupo Popular, que a Casado ya no le interesaba esa batalla cultural y a ella sí.