El líder del PP, Pablo Casado, ha recriminado al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que no haya contestado a su propuesta para crear un Alto Comisionado para gestionar los fondos europeos en línea con lo que han hecho otros países, de forma que ese dinero se emplee “bien” y no se utilicen para “para redes clientelares”, para “peronizar o para “planes E” como los que impulsó el Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

“Espero que alguna vez nos contesten. Y seguiremos tendiendo la mano para salvar vidas, para salvar empleos, pero no para apoyar políticas que pensamos que son negativas para nuestro país”, ha declarado Casado durante su intervención en la VIII edición del curso de verano ‘Prensa y Poder’ que se ha celebrado en Aranda de Duero (Burgos).

Casado ha afirmado que tres mujeres del PP han “negociado más que el propio Gobierno español” esos fondos europeos y “pelearon por los intereses” de España, citando a la canciller alemana, Angela Merkel, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, y la presidenta del BCE, Christine Lagarde. “Mientras, Sánchez chupaba rueda detrás de Conte, Macron y Merkel”, ha enfatizado.

DICE QUE SÁNCHEZ “NO DA MUCHA CREDIBILIDAD EN EL EXTERIOR”

El líder del PP ha dicho que, una vez aprobados esos fondos y dado que el Gobierno de Sánchez “no da mucha credibilidad en el exterior porque ha incumplido el déficit” y “amenaza con derogar la reforma laboral” tras su pacto con Bildu, en la preparación de los proyectos para ejecutar esos fondos pueden “ir juntos” el Gobierno y el Partido Popular.

“Lo que le propongo es que cree un Alto Comisionado nacional para la gestión de los fondos de recuperación y resiliencia europeos”, ha afirmado el presidente del PP, para añadir que algo similar se ha hecho en Italia o en Francia.

A su entender, hay personas “muy cualificadas” en España para ocupar ese cargo como “gobernadores del Banco de España que han servido a su país con gobiernos de distinto signo” o han presidido también el Banco de Pagos de Basílea. “Podrían ser buenos perfiles”, ha apostillado.

Casado ha recalcado que el PP lo que defiende es que esas ayudas europeas “no se pueden peronizar y no se pueden utilizar para redes clientelares” y “tampoco para planes E, intensivos a corto plazo en mano de obra y ruinosos a medio plazo en materia de mantenimiento de los servicios de empleo”.

El líder del PP ha señalado que hay que “ir en serio” y no puede ocurrir como el año pasado, cuando España “no fue capaz de ejecutar 12.000 millones de euros de fondos de cohesión”. “Repito, España el año pasado perdió 12.000 millones de euros concedidos, que el Gobierno no tuvo la capacidad administrativa y política de ejecutar”, ha aseverado.

En este sentido, ha destacado que “las ayudas no pueden pasar de largo” sino que tienen que contar con una “administración eficiente” y un “tejido productivo que tenga buenos proyectos, que sean merecedores de esas ayudas”, pero “sobre todo que sean capaces de ejecutarlas”.

REBROTES “PREOCUPANTES”

Además, Casado ha asegurado que los rebrotes que se están produciendo “son muy preocupantes” y ha destacado también el hecho de que en España haya “un millón más de parados”, según los datos de la EPA, provocando “consecuencias dramáticas en el empleo”. “De nada de eso habló el señor Sánchez”, ha dicho, en alusión a ese Pleno de la Cámara Baja.

El líder del PP ha puesto broche final a su discurso con un “mensaje de esperanza”, a pesar de que la crisis del coronavirus, ha dicho, “se ha llevado por delante a 45.000 compatriotas” y ha provocado “siete millones de españoles que quieren trabajar y no pueden”.

“Esa esperanza y esa luz al final del túnel es que hay una alternativa política lista para volver a gestionar una recesión y salvar a España de una crisis”, ha resaltado el presidente de los ‘populares’, que ha subrayado que su partido está dispuesto a pactar y negociar pero no puede decir “a todo amén cuando se hace mal”.

Comentarios