El líder del PP, Pablo Casado, y el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, a quienes se acostumbra identificar como dos versiones o dos notas diferenciadas de la misma formación, se han unido en Pontevedra para elogiar la gestión y la figura del candidato del PPdeG a la reelección en el 12J gallego, Alberto Núñez Feijóo, en cuya victoria los populares confían para volver a catapultarse en España.

Lo ha admitido Casado en una de las ubicaciones más emblemáticas para los populares gallegos, la plaza de toros de Pontevedra, en la que, lejos de los multitudinarios eventos del PP que acogió en otras ocasiones, se han reunido este sábado unos 350 militantes y simpatizantes del partido. Alrededor de unos 1.400 espectadores se sumaron por el canal de Youtube a un acto que el propio Feijóo identificó con un “homenaje” a los fallecidos por la pandemia.

Pero más allá de la escenografía, los elogios al presidente gallego, que aspira a lograr en las urnas una cuarta mayoría absoluta consecutiva con la que igualaría la marca de Manuel Fraga, lo que reforzaría aún más su ‘baronía’ en el partido, han marcado un acto en el que Rajoy ha proclamado que Feijóo ha dado una lección de “serenidad, tranquilidad y hacer las cosas bien” ante la pandemia.

De él ha dicho también Rajoy que siempre apuesta por “unir” y no por “dividir”, por lo que ha asegurado que los gallegos tendrán que elegir entre un presidente “razonable, capaz, eficaz e integrador que representa a la gran mayoría de los gallegos” o el bipartito “de unos tiempos para olvidar”, en alusión al Gobierno de PSdeG y BNG que dirigió Galicia entre 2005 y 2009, pero “multiplicado” con más partidos de la izquierda.

Tampoco Casado ha escatimado en buenas palabras para el dirigente gallego, cuya “anticipación” y gestión “acertada” en la pandemia ha contrapuesto con la del Ejecutivo central. Todo ello, ha añadido, pese a las “zancadillas” del Gobierno de Pedro Sánchez, quien también este sábado visitó Galicia –Ourense– y a quien ha retado, entre otras cuestiones, a comprometerse con Alcoa.

“UNA CAMPAÑA FUNDAMENTAL”

Pero Casado ha ido un paso más allá y ha reconocido que esta es “una campaña fundamental”. “Y estamos aquí para apoyar al presidente de los gallegos, que es más que un candidato circunstancial, que un gestor, que un político o que un afiliado. Es uno más, un ‘galego coma ti’ -el mítimo lema de Fraga en 1981-, es la persona que ha protegido a esta tierra”, ha dicho.

“Ayudas a tus paisanos cuando más lo necesitan. Has protegido a Galicia”, ha insistido, antes de tener unas palabras de recuerdo para los gallegos que fallecieron en los meses de la pandemia. El líder popular -que volverá previsiblemente a la Comunidad a principios de la semana que viene- también ha puesto en valor la importancia que Galicia tiene para el PP.

De hecho, el líder popular ha admitido que “siempre” que el PPdeG ganó ha augurado “buenos tiempos” para el partido en “el resto de España”. Y ha rememorado las victorias populares, la primera, del fallecido Gerardo Fernández Albor, en 1981, año en el que nació él mismo; también las de Fraga “en años de hegemonía socialista” y el propio Feijóo, en 2009, cuando arrebató la Xunta al bipartito.

“Esa victoria catapultó al PP como alternativa de gobierno dos años después”, ha señalado Casado, convencido de que “por eso esta campaña es tan importante”, porque podría representar simbólicamente un nuevo impulso para el PP estatal.

LA CUOTA DE PROTAGONISMO DE RAJOY

Feijóo se ha ‘dejado querer’ y ha aprovechado para incidir en su mensaje de ‘centro’, y de priorizar Galicia por delante de las propias siglas de su partido -como, una vez más y ya es recurrente, refleja la imagen gráfica y el lema del PPdeG para esta campaña-.

Así, ha rechazado importar a Galicia la “fragmentación política de bloques” que observa en España y ha defendido el “sentidiño” y la “moderación” de su gestión durante los últimos 11 años.

“Esto no es simplemente una cuestión de partidos, de siglas ni de logotipos. Esto es una cuestión de prioridades y, para mí, la prioridad es Galicia, Galicia, Galicia”, ha dicho Feijóo, antes de subrayar que su partido “lo acepta” y por eso mismo él milita en el PP. Al tiempo, ha agradecido que Casado y Rajoy se hayan reunido para darle su respaldo.

Y es que Rajoy también ha tenido su cuota de protagonismo en un acto que arrancó el presidente provincial, Alfonso Rueda, y en el que fue reconocido su “legado”. Lo fue por parte de Feijóo, pero también por parte de Pablo Casado, quien tiró del PP del “milagro económico” y que aspira a representar un proyecto de futuro “de unidad” en un escenario en el que Sánchez le acusa de “no arrimar el hombro”.

El propio Rajoy ha reivindicado la gestión del PP en términos generales -“cuando nos ha tocado gobernar lo hemos hecho mejor que los demás”- y la suya propia en un contexto de crisis económica, antes de proclamar su “orgullo” por haber sido invitado a este acto en su “casa” de Pontevedra. Y es que el también presidente de honor del PPdeG ha proclamado su “orgullo” por militar en una formación a la que ha dedicado y debe “toda” su vida política.

FOTOGRAFÍAS CON CASADO Y RAJOY

Además del largo aplauso con el arrancó su intervención, los asistentes al acto de Pontevedra han demostrado su calor a Rajoy con numerosos saludos y fotografías antes y después del acto. Fue recibido a su llegada por los presidentes provinciales de la formación y el secretario general gallego, Miguel Tellado, como después lo fueron Casado y Feijóo.

Otros dirigentes del PPdeG también fueron saludados a la entrada de la plaza de toros, como la exministra y expresidenta del Congreso Ana Pastor, cuyo discurso ha cobrado especial relevancia en los últimos días. “Este es un acto muy especial. Es el lugar donde hemos tenido y tendremos los mejores momentos del PP de Pontevedra, de Galicia y de España”, reconocía a los medios a su llegada.

A la salida volvieron los saludos y las fotografías, y Casado acabó posando con una mascarilla con el lema de ‘Galicia, Galicia, Galicia’ que acompaña a Feijóo en esta nueva carrera electoral.

Comentarios