Garzón cree que informaciones sobre el rey emérito trascienden el debate monarquía-república
Garzón cree que informaciones sobre el rey emérito trascienden el debate monarquía-república

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, parece haber retomado una iniciativa que había quedado relegada por la pandemia. El político ha recuperado un borrador inicial con el que pretende borrar de un plumazo la publicidad de las casas de apuestas. Si en un primer momento tuvo que recular y tragarse sus intenciones, parece que tras la crisis del coronavirus el ministro ha sacado el valor para enfrentarse directamente a un negocio millonario. Sin embargo, ni los equipos de fútbol, grandes beneficiarios de la publicidad del juego, ni las propias casas de apuestas se han pronunciado todavía, pero amenazan con una respuesta que puede hacer que el Gobierno se resienta.

Alejandro Landaluce, director general de CEJUEGO, afirmó a principios de año que “en campaña electoral se prometen muchas cosas que finalmente son difíciles de cumplir”. Pero parece que Garzón está decidido a cumplir con su promesa y limitar un negocio que considera perjudicial para los colectivos laborales más vulnerables. La industria del juego esperaba poder llegar a un acuerdo que protegiera a los más jóvenes y que impusiera un marco sensato, según su criterio, pero parece que el ministro no tiene intención de escuchar sus propuestas.

“El sector del juego tiende la mano al nuevo Ejecutivo y ofrece diálogo a la hora de negociar medidas de regulación”, avisaron entonces desde Juego Es Responsable, una asociación de la que forman parte empresas del sector de las apuestas. Pero las cosas no han ido como ellos querían. Y menos desde que el ministro de Consumo ha anunciado que su borrador recupera las intenciones iniciales de capar la publicidad de las casas de apuestas.

Garzon

Yolanda Díaz podría arrebatarle a Garzón el ministerio que heredará IU

  • Que Garzón no estuviera del lado de Iglesias durante las pasadas negociaciones le puede pasar factura.
  • “El decreto se va a parecer más a la prohibición total vigente durante el confinamiento que al borrador de febrero. Pero la publicidad es legal, y cada paso que damos debe estar muy bien sostenido para que no nos lleven a juicio y nos tiren el proyecto entero. Por eso es un avance paulatino”, aseguró el ministro de Consumo en una entrevista en el diario 20 minutos. Y parece que con este borrador nuevo ha llegado a la conclusión de que no podrán denunciarle.

    La nueva versión del decreto que limitará este tipo de publicidad es bastante restrictivo. De hecho, es similar a la normativa que estuvo vigente durante el confinamiento de la población durante la crisis del virus. Pero esta reacción no parece haber gustado al sector de las casas de apuestas, que se habían relajado y pensaban que la tormenta (en parte) había pasado.
    Por lo pronto, el sector ha guardado silencio. No deja de ser un borrador y esperan poder ejercer presión a través de su lobby para que el Gobierno ceda y no imponga un criterio que traiga pérdidas de todos los colores al mundo del juego a los equipos de fútbol y otros soportes donde cada año invierten más de nueve millones de euros.
    Los equipos de fútbol también tienen mucho que opinar al respecto. Si se prohíbe la publicidad de las casas de apuestas en determinados soportes, esto puede afectar a casas deportivas de mucho calado, que también tendrán algo que decir al respecto. Las casas de apuestasa buscarán construir un frente común con el objetivo de paliar las consecuencias de este borrador que tan poco ha gustado al lobby. Pero al menos Garzón ha cumplido con su promesa y quiere poner coto a un polémico negocio.

    “Recordemos que según el Plan Nacional de Drogas la prevalencia del trastorno del juego en edades entre 15 y 65 años es del 0,3%”, decía Mikel López de Torre, presidente de Jdigital. Una cita de la que se hacen eco desde la página oficial del lobby para reforzar su teoría y desmontar los mensajes de Garzón. “Del mismo modo defienden una ley que dé el mismo trato al juego estatal que al juego privado, siguiendo las recomendaciones de la Comisión Europea”, detallan desde el lobby en un comunicado.

    SIN ACTORES

    Donde sí pretende ser implacable el ministro de Consumo es con los artistas y actores. El líder de Izquierda Unida no quiere ver más a José Coronado en la televisión seduciendo a los más jóvenes para que se echen en brazos de Bet365. Según la nueva normativa que pretende implantar Garzón, los famosos no podrán aparecer en este tipo de publicidad. Y además, el contenido de los anuncios debe ser neutral, lo que quiere decir que no se podrá asociar a las apuestas con el triunfo, con el hacerse rico ni llamar a la gente a que apueste. Tampoco se podrán anunciar bonos de fidelización. Y ni que decir tiene que estará prohibido publicitarse en las web dirigidas a menores.

    El edulcorado decreto ha llamado a las mofas y burlas en las redes sociales, ya que la Champions y todos los partidos importantes seguirán plagados de publicidad de las casas de apuestas. No se han tocado las franjas horarias más rentables, pero sí que Coronado se corte en aparecer en las casas de apuestas, al menos en los anuncios de estas.

    Comentarios