Esperanza Aguirre

El que fuera el alcalde de Boadilla del Monte Arturo González Panero ha declarado este miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso Púnica que la expresidenta de la Comunidad de Madrid y expresidenta del PP regional Esperanza Aguirre le pidió en varias ocasiones “de forma directa o indirecta” que adjudicara contratos a empresas que financiaban al PP madrileño.

La declaración de González Panero -al que la trama Gürtel le denominaba ‘el albondiguilla’–, que se ha producido en el marco de la pieza de la macrocausa ‘Púnica’ en la que se investiga la financiación ilegal del PP de Madrid, se ha extendido por más de una hora. Según fuentes consultadas por Europa Press que han asistido a la comparecencia, las defensas de los acusados han intentado desacreditar al testigo.

En la misma, ha relatado como se le pidió que adjudicase a la constructora OHL las obras del Parque del Deporte y la Salud de Boadilla del Monte. Y, en declaraciones a los medios tras su comparecencia, también ha indicado que escuchó en un acto como el presidente de la constructora Juan Miguel Villar Mir le decía a Aguirre que dado que había colaborado en lo que le habían pedido, que ahora le echasen una mano para que se le addjudicase las obras del intercambiador de transportes.

“En una reunión en Sol por otros motivos municipales surgió -el asunto– y me dijo que si era verdad que estaba pendiente de adjudicación -el intercambiador–, y que si podíamos echar una mano a OHL”, ha recordado al respecto sobre una conversación mantenida con la propia expresidenta.

También ha expuesto este miércoles González Panero que cuando le sacaron de las listas a la Asamblea de Madrid en 2007 y preguntó al que fuera vicepresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González el motivo, éste le explicó que era porque la presidenta -Aguirre– estaba bastante disgustada con él “por no haber hecho caso a sus peticiones”.

AGUIRRE INVESTIGADA

Por otro lado, González Panerro ha indicado que se ha ratificado ante el juez al afirmar que Aguirre llevaba “un control absoluto del PP” y que no habia un consejero que hiciese nada sin el consentimiento de ella. Además, ha apuntado que el tesorero del partido en esa época Beltrán Gutiérrez “reportaba exclusivamente a Aguirre”.

En el marco de esta pieza, el juez acordó ya en septiembre de 2019 investigar a Aguirre, pero también a su sucesora en la Presidencia madrileña, Cristina Cifuentes, en el ‘caso Púnica’, por la presunta financiación irregular del PP regional.

Sobre Aguirre, el juez explicó en su auto que la investigación arroja “indicios racionales” de que sería “quien ideó la búsqueda de recursos, que financiaran las campañas que ella misma seleccionaba, y la supervisora última de las sinergias entre sus consejeros de confianza, que impulsó con dicha finalidad”. Campañas que “iban dirigidas fundamentalmente a fortalecer y vigorizar su figura política y consolidarla como presidenta de la Comunidad”, destacaba la resolución de García-Castellón.