pcr

Los casos diarios de Covid-19 diagnosticados por una prueba PCR en Cataluña han experimentado un crecimiento medio del 213% desde el inicio de los brotes registrados en julio, según las cifras comunicadas por la Conselleria de Salud de la Generalitat.

En concreto, en julio hubo 423 casos diarios de media en la primera quincena y 965 en la segunda; en agosto 884 casos diarios de media en la primera y 1.061 en la segunda; en septiembre 942 casos diarios de media en la primera y 1.196 en la segunda; y en la primera quincena de octubre 1.324 casos diarios de media –este último según las cifras provisionales del departamento–.

De hecho, el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, precisó el jueves que en una semana “se ha duplicado el número de casos reportados” al pasar de las 7.000 infecciones a la semana a las cerca de 13.000 en los últimos siete días.

Por este motivo, el Govern anunció una serie de limitaciones para la contención del coronavirus como el cierre de bares y restaurantes, y la limitación al 50% del aforo en comercios, entre otros, por un periodo inicial de 15 días que el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (Dogc) ha publicado este viernes.

Las medidas han entrado en vigor una vez se han publicado en el Dogc, que no ha recogido las restricciones que el Govern dejó en suspenso después de que las cuestionara el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), por un defecto de forma, aunque definitivamente la Sala Contenciosa del mismo tribunal acabó avalando todas las medidas.

El vicepresidente de la Generalitat en funciones de presidente, Pere Aragonès, reconoció el miércoles que las medidas son difíciles y tendrán un impacto económico y social, pero insistió en que son imprescindibles para evitar restricciones más importantes como otro confinamiento.

“La alternativa, si no lo hacemos, serán inevitablemente restricciones más severas, un confinamiento total que queremos evitar”, advirtió y aseguró que el Govern está en contacto permanente con el Gobierno central para aplicarlas y espera contar con la colaboración de todas las administraciones.

OCIO NOCTURNO

Antes de anunciar las restricciones, Argimon avisó a principios de octubre de que las discotecas, salas de concierto y otros locales de ocio nocturno en Cataluña –cerradas desde el 24 de julio– podrían reabrir sus puertas a partir del 7 de octubre pero “sin baile” y hasta las tres de la madrugada, como máximo.

Sin embargo, la Conselleria de Salud de la Generalitat frenó dicha reapertura el mismo 7 de octubre dada la situación epidemiológica en Cataluña, que según Argimon estaba experimentando un “crecimiento controlado”.

De hecho, el secretario reconoció el jueves que las predicciones del Ejecutivo catalán contemplaban un crecimiento en dos semanas pero que ha crecido más de lo esperado: “La pandemia es muy dinámica y las cosas cambian día a día, hemos crecido más de lo que nos marcaban nuestras predicciones”

ESCUELAS

El secretario general de Salud de la Generalitat, Marc Ramentol, reivindicó, tras dos semanas de la apertura de las escuelas, el seguimiento que estaban realizando Salud y Educación, y también la seguridad del sistema educativo: “No podemos demostrar que haya transmisión comunitaria dentro de las escuelas. Es muy importante porque así sabemos que las escuelas no se comportan como amplificadores del contagio”.

Cuando hay transmisión comunitaria los casos positivos no son importados de fuera de la escuela sino que las cadenas de contagio se producen entre las personas del mismo centro educativo, por lo que de momento, según Ramentol, las escuelas no están actuando como foco.

Argimon defendió el jueves que se debe preservar el sistema educativo frente a la pandemia de coronavirus: “Es la prioridad del país”.

“Podríamos llegar a tener todo cerrado menos la educación a todos los niveles”, insistió el secretario al ser preguntado en rueda de prensa por posibles medidas restrictivas que afecten al ámbito educativo.

Según los datos de la Conselleria de Educación, desde el inicio del curso se han registrado 7.329 casos positivos en el ámbito educativo: 6.543 de alumnos, 706 de docentes y personal interno, y 80 entre el personal externo.