El Gobierno de Castilla-La Mancha ha abogado este jueves por un fondo reembolsable para los ayuntamientos, tal y como solicita la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), como el que el Gobierno central ha puesto a disposición de las comunidades autónomas, con el fin de que las entidades locales puedan hacer frente a la crisis ocasionada por el coronavirus.

Ha sido el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, el que se ha pronunciado de esta forma en el debate de las Cortes regionales propuesto por el PSOE relativo a la repercusión en las entidades locales de Castilla-La Mancha de un nuevo modelo de financiación local.

Una afirmación que ha indicado desde el convencimiento de que todos los recursos que deben llegar para financiar las consecuencias de la crisis económica y social ocasionada por el COVID-19 deben venir desde fuera de la Comunidad Autónoma porque es el Gobierno quien negocia fondos en Europa. “Antes de incrementar partidas nuestras a costa de restárselas a otras, vamos a esperar si el Estado está por la labor de poner ese fondo responsable que pide la FEMP”, ha añadido.

Ha afirmado el titular de Hacienda y Administraciones Públicas que la Junta “no debe absolutamente nada” a los ayuntamientos como dice el PP al hablar de los convenios en la Administración regional y los consistorios y ha defendido que si verdaderamente fueran tan perjudiciales no se habrían firmado 5.928 la pasada legislatura por un importe de 443 millones de euros.

Unos convenios que, según ha manifestado, han supuesto un incremento del 63 por ciento respecto a los que se firmaban “y no pagaban” en la época “negra” de la Comunidad Autónoma cuando gobernaba el PP de María Dolores de Cospedal.

NUEVO SISTEMA DE FINANCIACIÓN

Con todo, ha afirmado que la actual situación de los ayuntamientos se debe a las leyes “estrictamente restrictivas” que puso en marcha el PP y que acusaban a los consistorios de “todos los males financieros” de España, y se ha mostrado partidario de afrontar un nuevo sistema de financiación autonómica y local de forma pareja.

Finalmente, se ha vuelto a dirigir a los ‘populares’ para decirles cómo “no se les cae la cara de vergüenza” al no favorecer la llegada de fondos de Europa para paliar la crisis. “Lo hacen porque no creen en lo público y les interesa que vengan los hombres de negro”, ha señalado.

“Dado que no han aportado nada, solo intentar sacar rédito político y poner palos en la ruedas a todo aquel que ha intentado alcanza un acuerdo con el Gobierno, díganle al señor Casado que deje negociar con libertad a Pedro Sánchez porque no queremos que ese dinero venga condicionado”, ha dicho a la bancada ‘popular’.

A LOS CIUDADANOS LES INTERESAN LOS SERVICIOS

De su lado, el diputado de Ciudadanos David Muñoz ha comenzado su intervención señalando que, en cuanto a financiación local, las preocupaciones de los ciudadanos no están en los enfrentamientos entre alcaldes y presidentes regionales, y que a los ciudadanos les interesan los servicios que se presente para lo que hace falta financiación.

Por ello, cree que el Gobierno de Pedro Sánchez debe hacer posible que los ayuntamientos puedan usar su superávit para la reconstrucción social y económica de sus municipios, pese a que ha lamentado que esto sea solo “la punta de iceberg” porque lo que en realidad necesita España es un nuevo modelo de financiación local.

En este punto, también ha pedido al Gobierno regional que ayude a las entidades locales porque lleva tres años recortando el fondo de cooperación local, por lo que ha pedido que aumente la dotación de este fondo para ayudar a los consistorios de la región a la reconstrucción.

Así, ha concretado que la propuesta de resolución de Ciudadanos pasa por exigir al Gobierno central que flexibilice la regla de gasto, que las Cortes insten al Gobierno a hacer una reforma de la financiación local justa para la región, exige a la Junta que aumente la dotación del fondo de cooperación local y que se comprometa en la reforma del estatuto a eliminar las duplicidades en las administraciones de la región.

No obstante, Muñoz ha pedido a PSOE y PP que dejen a un lado sus enfrentamientos y se ha mostrado partidario de dejar atrás su resolución y llegar junto a ‘populares’ y socialistas a una conjunta en esta materia.

LOS ALCALDES HAN ESTADO “A LA ALTURA”

De su parte, el diputado regional del PP Emilio Bravo, que ha comenzado su intervención cargando contra el presidente regional, Emiliano García-Page, por sus palabras “contra” los ayuntamientos en estos meses de pandemia, ha defendido que alcaldes y consistorios han estado a la altura al contrario que el jefe del Ejecutivo autonómico.

Ante el hecho de que la Junta no dé a los ayuntamientos el dinero que les adeuda y que haya “retrasado aún más” los convenios y subvenciones que les debe, Bravo ha visto necesario que se modifique el diseño de la regla de gasto para que los ayuntamientos puedan hacer frente a la crisis que ha generado la pandemia y poder utilizar el remanente de tesorería y el superávit.

En concreto, la propuesta de resolución del PP pasa por la modificación de la Ley de Haciendas Locales para desarrollar medidas tributarias desde el ámbito municipal, exigir un fondo dirigido a entidades locales para hacer frente a los gastos derivados de la crisis, una partida especial en los presupuestos regionales para atender el gasto corriente y con ayuda extraordinaria a los ayuntamientos para productos de emergencia social.

La propuesta de los ‘populares’ también pasa por pedir a la Junta un calendario de pagos periódicos y vinculados a los convenios sociales con el compromiso de que se van a cumplir, que se hagan test a los empleados municipales, planes de contingencia para su vuelta al trabajo, que garantice el transporte público en los municipios y que el plan de digitalización llegue al 100 por cien de la población.

EL PP NO LO HUBIERA HECHO MEJOR

Finalmente, el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Fernando Mora, se ha dirigido a la bancada ‘popular’ y a su presidente, Paco Núñez, para decirles que si hubieran gobernado no lo hubieran hecho mejor que el Gobierno de García-Page, al tiempo que les ha acusado de hacer una oposición “furibunda”.

Se ha mostrado convencido de que hace falta un nuevo modelo de financiación local y ha asegurado que el “padecimiento” que tienen los alcaldes en la actualidad viene de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local (LERSAL) aprobada por el PP cuando gobernaba en España, que “impuso” el límite de gasto.

“Se hizo una ley de laboratorio sin tener en cuenta la realidad de los ayuntamientos”, ha lamentado, para rechazar que el PP transmita “los males” de los municipios a Page cuando fue este partido el que generó un arco de competencias locales que es “un insulto”.

Es por ello que ha indicado que la propuesta de resolución del PSOE va en el sentido de que quitar “el obstáculo” que impide que los ayuntamientos puedan usar su superávit para luchar contra las consecuencias del COVID-19 y que se derogue la LERSAL.

Sobre llegar a un acuerdo para presentar una resolución conjunta como ha pedido Ciudadanos, Mora ha indicado que también se podrían votar favorablemente todas las resoluciones por parte de todos los grupos.

TODAS LAS RESOLUCIONES SALEN ADELANTE

La propuesta defendida por Cs durante el pleno ha conseguido salir adelante con el voto a favor de su grupo y de los 19 diputados del PSOE.

También la del PP ya es firme, toda vez que tras la negociación ha conseguido cosechar el apoyo unánime de todos los parlamentarios.

La sugerencia del PSOE, de su lado, también ha sido aprobada sumando el voto favorable de Cs, si bien el PP se ha abstenido.

Comentarios