El Gobierno de Castilla-La Mancha ha notificado 34 muertes por COVID-19 en la región desde el pasado viernes, día 9 de octubre, hasta este lunes, 12 de octubre, según ha informado este martes el director general de Salud Pública, Juan Camacho.

Ha sido a preguntas de los medios durante la rueda de prensa para presentar la campaña de vacunación de la gripe en Castilla-La Mancha, junto a la directora general de Cuidados y Calidad del Sescam, Begoña Fernández, donde Camacho ha explicado que la tendencia en la región está yendo hacia “una nueva leve mejoría afortunadamente”.

Así, ha indicado que hay menos casos en el total de la región, “una noticia alentadora”, pero desde luego aún se está “muy lejos de estar satisfechos con los números”. “No podemos pararnos y pensar que lo tenemos todo hecho, sería un error muy grave”.

“Estamos en plena segunda oleada pandémica”, ha advertido el director general de Salud Pública, quien ha dicho que lo que ha enseñado esta pandemia desde el inicio “es que se puede esperar cualquier sorpresa”.

SITUACIÓN EN TALAVERA

Con respecto a la situación de Talavera de la Reina, Camacho ha avanzado que hoy mismo se van a renovar las medidas para el área de salud de Talavera. Este martes el Gobierno regional también ha mantenido una reunión con el Ayuntamiento de Talavera y “muy probablemente” habrá que intensificar las medidas a nivel municipal.

“La situación en Talavera no es buena, tiene unas incidencias altas”, y aunque se ha mantenido “en una meseta” en las tres últimas semanas, “no podemos conformarnos con eso”, ha afirmado Camacho.

En esta misma línea, ha manifestado que Talavera de la Reina “probablemente” podría pasar a nivel 3, aunque aún se está trabajando en el documento. No obstante, el director general de Salud Pública ha advertido de que las medidas “no valen para nada si no se cumplen”, por lo que ha apelado a la responsabilidad de la sociedad.

“De nada vale que disminuyamos el aforo en un bar o en un restaurante si nos vamos a juntar en una casa, nave o local privado, 20, 30, 40 ó 50 personas como ha pasado este fin de semana en Talavera de la Reina”, ha criticado Camacho.

De su lado, y en una nota de prensa, la portavoz municipal en Talavera, Flora Bellón, ha anunciado que la ciudad tendrá medidas más “específicas y restrictivas”, previsiblemente a partir de este miércoles, una vez que se conozca el documento definitivo en el que se ha empezado a trabajar este martes por parte de la Junta.

Este miércoles se conocerán en detalle estas nuevas líneas, sobre las que Bellón ha avanzado que habrá mayor limitación del número de personas que pueden reunirse (fuera del ámbito estrictamente de convivencia), limitación de horarios, reducciones de aforo o suspensión de actividades culturales o deportivas, tanto en el ámbito público como en el privado, según ha informado el Ayuntamiento.

MEDIDAS MÁS INTENSAS QUE LAS DE NIVEL 3

En rueda de prensa, acompañada por el intendente jefe de la Policía Local de Talavera, Francisco Quevedo, ha avanzado que las medidas serán, probablemente, más intensas que las de nivel 3.

Igualmente, la portavoz ha dicho que las medidas no son para toda el área sanitaria, sino solo para la ciudad de Talavera.

La portavoz municipal ha hablado de gran esfuerzo entre administraciones para “seguir limitando y extremando las medidas para no tener que cerrar del todo”, por lo que ha defendido esa voluntad personal y responsabilidad individual para que “no tengamos que vernos abocados a cerrar nuevamente, porque no queremos tener que hacerlo”.

Sin embargo, ha vuelto a poner en el centro de la problemática al ámbito privado, ya que “es el que ahora nos preocupa”, esas fiestas privadas y reuniones familiares que se hacen en casas o parcelas particulares y que está demostrándose que son “los grandes focos de contagios”.

Bellón ha mantenido que “no es que toda la población esté incumpliendo, sino que esos que incumplen nos están llevando a una situación más grave; porque el virus ya no suma, sino que multiplica”.