La Junta ha decretado el confinamiento perimetral y ha aprobado medidas restrictivas a partir de la noche del viernes al sábado en Salamanca al registrar una incidencia acumulada de 504 casos por cada 100.000 habitantes, una positividad superior al 10 por ciento y un nivel de UCI en la Comunidad por encima del 35 por ciento.

Así lo ha señalado la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno en la que ha comparecido junto al vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea.

Casado ha concretado que Salamanca comienza el periodo de restricción limitación de movilidad y aforo desde la noche del viernes al sábado, algo que ya se ha comunicado al alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo.

A partir de entonces, se pondrán en marcha limitaciones contenidas en la resolución del 30 de septiembre de declaración de actuaciones coordinadas por transmisión no controlada del virus.

Las medidas consistirán en el confinamiento perimetral, la limitación de aforos en el culto, velatorios y entierros, así como en hostelería e instalaciones deportivas.

En cuanto a la situación en universidades como la de Salamanca, la consejera de Sanidad ha explicado que ha tenido una reunión con los rectores que ha sido “muy productiva”, pero ha aclarado que la preocupación no es sólo en la universidad.

En el caso concreto de Salamanca ha aclarado que preocupa “especialmente” el porcentaje de positividad entre los 15 y los 29 años, lo que engloba “algo más que población universitaria” y ha asegurado que “gran parte” de los universitarios lo hace bien, pero un porcentaje pequeño que lo esté haciendo mal “hace mucho daño” a toda la sociedad.