Castilla y León contabiliza un total de 40.413 positivos por coronavirus, 602 más que en los datos de la última estadística en lo que supone el incremento diario de casos más acusado desde el 16 de abril, de ellos solo nueve han sido diagnosticados en las últimas 24 horas, según datos ofrecidos este jueves por la Consejería de Sanidad.

Las estadísticas registran, asimismo, seis nuevos fallecimientos en hospitales, de manera que el número de decesos actual en este ámbito es de 2.161, mientras que el número de altas hospitalarias de pacientes que ingresaron con COVID-19 alcanza ya las 9.430, 46 más que en la jornada anterior.

Los brotes activos actualmente en el conjunto de la Comunidad son 173, tres menos que este miércoles, y el número total de casos de la COVID-19 a ellos vinculados es de 1.319, 27 más.

Del total de brotes, 26 corresponden a Ávila –dos más–, 45 a Burgos –cuatro más–, tres a León –cuatro menos–, 18 a Palencia –cinco menos–, 18 también a Salamanca –cinco menos–, 21 a Segovia –dos más–, once a Soria –uno más–, 12 a Valladolid –dos menos– y 19 a Zamora –cuatro más–.

En total, se han diagnosticado ya en la Comunidad 40.413 positivos por COVID-19 en los distintos tipos de pruebas, después de una jornada en la que se han sumado 601 caso más, lo que supone el mayor incremento diario desde el 16 de abril, cuando se añadieron 683 –el pasado 24 de agosto hubo 636 casos más pero correspondía a varias jornadas–. Según los datos de la Administración regional, 33.344 positivos han sido diagnosticados en test PCR.

Por provincias y en total, Ávila suma 35 positivos más, con un total de 3.005; Burgos suma 149 positivos, con 5.942 en total; León 150 más, hasta 5.058; Palencia cuatro más, con 2.113; Salamanca suma 32 más hasta un total de 6.680; Segovia incorpora 43 nuevos positivos hasta los 4.580 en total; Soria añade 12 más hasta 3.232; Valladolid incorpora 107 positivos, hasta 8.039, y Zamora suma 70, hasta los 1.765.

Respecto al número de fallecidos en hospitales con diagnóstico COVID, la cifra total es de 2.161, seis más. La mayor parte continúa registrándose en la provincia leonesa, con 429, seguida de Valladolid, con 417; Salamanca, con 395; Burgos, con 228 (dos más que este miércoles); Segovia con 217; Ávila con 160 (uno más); Soria, con 125 (uno más); Zamora, con 99 (uno más), y Palencia, con 91 (uno más).

En el caso de las altas, un total de 9.430, se han computado 2.079 en Valladolid; 1.775 en León; en Salamanca 1.474; en Burgos 1.102; en Segovia 969; en Ávila 735; en Soria 474; en Palencia 412, y en Zamora 410.

MENOS PACIENTES INGRESADOS

En cuanto a las hospitalizaciones, permanecen ingresadas con motivo del COVID-19 un total de 367 personas, 321 de ellas en planta –diez menos que ayer– y 46 en unidades de críticos, la misma cifra que en la jornada anterior.

De los pacientes en UCI, se encuentran repartidos entre los hospitales de las nueve capitales de provincia; con nueve ingresados en el Clínico y otros tantos en el Río Hortega, ambos de Valladolid; ocho en el Universitario de Burgos, cinco en el Universitario de Salamanca, cuatro en el Complejo Asistencial de Zamora, tres en el complejo de Soria, y dos en Ávila, Segovia, León y Palencia.

DOS FALLECIDOS EN LAS PROPIAS RESIDENCIAS

Por su parte, la cifra de internos de residencias fallecidos, según los datos facilitados por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, se sitúan en 2.634, tres más que este miércoles, en los 1.214 centros de personas mayores tanto públicas como privadas y centros públicos de discapacidad, tres más que la cifra registrada el martes.

De los fallecidos, 1.529 corresponden a casos de positivos confirmados por COVID-19 y otros 1.105, a fallecidos con síntomas compatibles con el virus.

Según los datos facilitados por la Junta, de los 2.634 finados, 1.731 personas han perdido la vida en su residencia o centro, dos más, mientras que otras 903 han fallecido en el hospital, una más.

Un total de 43 residentes se encuentra aislado con síntomas compatibles con el COVID-19, cuatro más que ayer; y 384 se encuentran en esa situación de forma preventiva pero sin síntomas, 31 más que en la última estadística.

En cuanto a los centros bajo la tutela de la Junta de Castilla y León, los datos de fallecidos se mantienen desde el pasado 3 de julio, con 252, de ellos 135 con positivo confirmado y 117 con síntomas compatibles. Además, hay 22 residentes hospitalizados –uno menos que este miércoles–, mientras que se contabilizan 654 usuarios con diagnóstico confirmado en estos meses, los mismos que en los últimos datos.

Por otro lado, no hay residentes en aislamiento con síntomas compatibles con el COVID-19, mientras que otros 70 –cuatro menos– están aislados de forma preventiva sin síntomas.